Un día como hoy la máquina decía adiós

Un día como hoy, pero de 1946,la máquina daba su última función. La mejor delantera de la historia riverplatense le ponía punto final a un largo ciclo lleno de gloria.

Todo lo bueno tiene un final, la delantera caracterizada por un juego letal y vistoso daba su último espectáculo hace 72 años. Los más veteranos en concurrir a la cancha recuerdan con nostalgia esas épocas doradas, donde esa famosa delantera se encargó de poner a River en lo más alto de la historia, y que el nombre de la máquina sea sinónimo del club y del buen fútbol.

Ese día el millo había igualado 2 a 2 ante Huracán, con un doblete de Ángel Labruna. Ese fue el último partido de los cinco atacantes, que hoy el hincha riverplatense repite de memoria, Labruna, Loustau, Pedernera, Muñoz y Moreno. Luego de ese encuentro, Pedernera se marcharía al Atlanta.

Todo arrancó en 1941, cuando Renato Cesarini, entrenador de la banda, puso en cancha a Pedernera, en lugar de Roberto D’Alessandro. Más tarde Loustau suplantaría a De Ambrosi y ahí se formaría la mítica delantera.

En esos años, la banda roja gano 10 títulos, y además dejo en la memoria de los hinchas ese juego vistoso, y esas paredes y esos goles, que hacen extrañar a los abuelos de más de 80 ese fútbol que cada vez se ve menos

Con el gol de Búfalo, conquistábamos América un dia como hoy

Pasaron 32 años, por supuesto todos los jugadores se han retirado, el DT no se dedica más a dirigir equipos, el 10 de ese equipo ya quedó consolidado como el máximo ídolo de River de los últimos 35 años, si, estoy hablando de Norberto Alonso.

Era otro contexto, en ese momento el millonario tenía un equipo de selección. Y no estoy exagerando, si solo hablamos de campeones del mundo, en ese plantel estaban Pumpido, Enrique, Ruggeri (del 86’), Gallego y Alonso (del 78’). De todo el plantel, solo uno pudo volver a conquistar América, ya como DT y de Olimpia de Paraguay. Además, estaban los uruguayos Nelson Gutiérrez y Alzamendi, este último que saldría campeón de Copa América un año más tarde.

Hasta esa noche, River no había podido salir campeón de América, y estuvo tan cerca. Las finales de 1966 contra Peñarol (en el que increíblemente se nos escurrió de las manos), y la de 1976 contra Cruzeiro le habían negado la consagración a los de Núñez.

El rival era América de Cali, con quién después las cosas del fútbol hizo que se volvieran a enfrentar más tarde en otra final de América. En el equipo colombiano había tres argentinos, el que mas resonaba era Ricardo Gareca, que fue duramente criticado por la parcialidad millonaria, tras una polémica salida. Encima, le tocaba enfrentarse a este equipo en la final.

River formó con: (4-3-3) Pumpido, Gordillo, Gutierrez,Ruggeri, Montenegro; Hector Enrique, Gallego, Alonso; Funes, Alzamendi y Roque Alfaro

La ida había salido 2-1, habían marcado Funes y Alonso para los dirigidos por Veira. La noche de la vuelta se jugó un día como hoy, pero hace 32 años. El partido fue parejo y hubo varios ataques de parte de los dos equipos. En una jugada Luque recibió de afuera del área y no tenía mucha marca, remató y la pelota se metió, pero el gol había sido bien anulado, por una falta en ataque a Porras. Unos minutos más tarde, Pumpido no salió bien y Battaglia recibió solo en la puerta del área, la picó pero apareció Ruggeri para salvarla en la línea.

A los 68 minutos del segundo tiempo, el Bufalo Fúnes recibió de espaldas cerca del área, se sacó la marca de encima y cuando quedó solo definió suave pero esquinado para poner el 1-0. Gol importantísimo, porque recordemos que en ese momento no había gol de visitante, y un gol de los cafeteros igualaba la final. A poco del final, de Ávila hizo una excelente jugada donde dejó dos jugadores en el camino, se la dio a Willington Ortiz que definió por encima de Pumpido y la pelota pegó en la mano de Gallego, pero el árbitro dijo que fue casual.

Y finalmente se terminó, El monumental era testigo por primera vez de una consagración histórica de un equipo, que en cuanto a títulos no dejo ninguno pendiente. En 1992, el Búfalo Funes fue el primero en despedirse de este mundo, de los que conformaron aquel equipo, debido a un problema cardíaco. Pero en el 2015 volvió a decir presente. El 5 de agosto de 2015, la banda roja volvía a alzar la Copa Libertadores, otra vez se hizo presente una lluvia torrencial, que fueron las lágrimas del Tanque que sobrevoló el Monumental aquella noche.

Glorias: Enrique Omar Sívori

Encarador, atrevido, habilidoso, inteligente, pensador. Estos adjetivos cada vez se escuchan menos en el fútbol argentino, y cuando aparece un jugador así es sorpresa y siempre da mucho para hablar.

Los tiempos cambiaron, y en el fútbol de nuestro país se ve cada vez menos a algún jugador que reúna esas características. Es por eso que ahora resuena tanto el nombre de Juanfer Quintero.

Esos adjetivos nombrados anteriormente describen a Enrique Omar Sívori, jugador que llegó al mundo un día como hoy, pero en 1935, hoy estaría cumpliendo 83 años. Fue de esos jugadores que tanto caracterizando al jugador rioplatense, al futbol alegre, vistoso, y del ADN riverplatense. River, como muchos de los mejores jugadores del fútbol, fue su primer hogar.

En un partido en la calle, de esos que se hacen el calle entre amigos del barrio, frenó un señor que quedó anonadado y no pudo pasar por alto sus condiciones futbolísticas. Ese señor era Renato Cesarini, conocido en el club por dirigir a La maquina. Cesarini lo llevo a el millonario, y ahí se formaría como jugador, arrancando desde la cuarta división.

Con 17 años le tocó debutar, reemplazando a nada más y nada menos que a Angel Labruna. Y como si fuera poco, en su primer partido convirtió un gol, en lo que sería el quinto tanto en una goleada a Lanús. Su siguiente aparición llamativa fue frente al clásico rival, donde el joven Omar le dio una cátedra a Boca y volvió locos a los jugadores rivales, el partido lo gano el millo por 1 a 0 con gol de Eliseo Prado.

Por una de las cosas que se conoce a River es por haber sido varias veces tricampeón. Sívori formó parte de todos los equipos que consiguieron el TRI entre 1955 y 1957. En 1957 también lograría alzarse con la Copa América, conformando el ataque llamado ‘’los carasucias’’. Ese mismo año le diría adiós al manto sagrado y se marcharía a Italia para jugar en la Juventus.

Eran otros tiempos, en ese momento había cupos limitados para extranjeros, porque todavía no se había creado la Ley Bosman, por lo tanto solo los jugadores de élite podían darse el gusto de cruzar el océano y hacerse ver en el viejo continente. Su venta se realizó por 10 millones de pesos y esto permitió construir la tribuna restante del Estadio del club de Nuñez, en ese momento conocido como La herradura.

Y vino la Juventus, la etapa donde llegó a su punto más alto de su carrera. Ahí logró potenciarse y ganar 3 scudettos y dos Copas de Italia. Marcó 170 goles y al haberse hecho la doble nacionalidad, se le otorgó el Balón de Oro, en ese momento solo se le entregaba a jugadores europeos. Convirtiendose así en el primer jugador argentino en obtenerlo, y hasta ahora el único jugador con pasado riverplatense en hacerse con el premio.

Su última etapa fue en el Napoli, allí estuvo hasta los 33 años, cuando por una maldita lesión en la rodilla, debió colgar los botines y dejar de desplegar su juego estético en donde el se sentía más cómodo, en la cancha. Volvió al club que lo vio nacer, esta vez como técnico. También volvió a la selección nacional y dirigió varios equipos del fútbol argentino. Se nos fue joven, a los 69 años, producto de un cáncer de páncreas, pero quedó inmortalizado su nombre en la tribuna que cerró la Herradura para convertirla en un Estadio Monumental.

Y sus jugadas, su juego bello, inteligente y pensante, que hoy escasea, quedó grabado en la retina de los hinchas más avanzados en edad y todavía sigue maravillando a los más jóvenes que miran sus jugadas a través de los vídeos.

¡Feliz cumpleaños Ramón!

Hoy, pero hace 59 años atrás, nacía uno de los máximo ídolos de la institución Riverplatense. Su nacimiento se dio un 29 de agosto pero de 1959.

Querido por todos, dentro y fuera de la cancha, Ramón Díaz festeja sus 59 años. Hace no más de 40 años, proveniente de la Rioja, debutaba en el Más Grande, en un partido frente Colón de Santa fe en el Tomás Adolfo Ducó, donde el equipo de Núñez ganaría 1 a 0.

Sin embargo, no solo tuvo su gloria como jugador del Millonario, sino que también fue uno de los más grandes entrenadores que tuvo el River hasta el momento.  A nivel técnico logró (siete locales y dos internacionales) y como jugador cinco torneos locales en las dos experiencias que tuvo. (la primera entre 1978 y 1981, y la segunda entre 1991 y 1993).

El riojano dejó una enorme huella en el club que lo vio llenarse de títulos, y hoy se lo recuerda en el día de su cumpleaños. Es por eso que se puede destacar sus 84 goles en 175 partidos, y sus tantos títulos bajo el brazo.

Ramón es y será una de las personas más queridas dentro del club. No solo fue un gran jugador, si no que todos lo recuerdan por los grandes títulos logrados en el Millonario. Dejó recuerdos imborrables en cada uno de los hinchas, y en su día se lo recuerda con mucho afecto y cariño.

Por su parte, como muchos recordaran, su último título en el Más Grande, fue en el 2014. El Millonario venia con una sequia de títulos, y el gran Ramón volvía para salvarnos una vez más. Logrando ese año vencer a Boca Juniors en la Bombonera después de 10 años, y campeonar con River en el Monumental, tras vencer a Quilmes  5 a 0 en lo que fue una noche inolvidable para todos. Tanto, que el mismo Ramón terminó en llantos con su hijo Emiliano.

¡Por esto, y mucho más todos los hinchas del más grande, te desean feliz cumpleaños riojano!

A dos años de la gloria

Hace no más de dos años, el Más Grande se consagraba campeón de la Recopa Sudamericana ante Independiente Santa Fe. Un Monumental lleno se preparaba para una noche llena de emociones.

Un 25 de agosto pero de 2016, el equipo de Marcelo Gallardo llegaba a instancias finales de la Recopa Sudamericana. Ya había jugado su primer partido el 18 de ese mismo mes, con un empate en Colombia. Sin embargo, en el segundo encuentro que se disputó en el Monumental, el Millonario salió victorioso y venció 2 a 1 al conjunto colombiano, llevándose de esa manera una nueva copa bajo el brazo.

Con esta victoria el Más Grande, lograría gracias a Gallardo, su copa número 10 a nivel internacional, (Sudamaricana 2014, Recopa Sudamericana 2015, Copa Libertadores 2015, Sugura Bank 2015, y esta última en 2016).

En cuanto al encuentro de esa noche, el Monumental se vistió de fiesta. Miles de personas se hicieron presentes para presenciar lo que sería una noche inolvidable. En primera instancia, el equipo de Gallardo comenzó ganando con un tanto de Sebastián Driussi, tiempo después la oportunidad sería de Alario para concretar el 2 a 0. Pero, fue Horacio Salaberry por parte del conjunto visitante quien anoto el último tanto de la noche, dejando el marco final 2 a 1.

Ese día el Millonario formó con: Batalla; Moreira, Maidana, Mina, Casco; Ponzio, Ignacio Fernández,  Gonzalo Martínez; D’Alessandro; Driussi y Alario.

Hoy en día, gran parte del equipo campeón no se encuentra jugando en River, pero entre ellos se pudo destacar Andrés Dalessandro, quien pudo consagrase campeón internacional con el Más Grande por primera vez en toda su carrera.

 

 

¡Feliz aniversario riojano!

Hace 40 años, el gran Ramón Díaz daba sus primeros pasos en el Más Grande, y formaría sus primeras páginas de glorias.

Así fue como empezó su pasar en el Millonario. Hace 40 años exactamente Ramón, proveniente de la Rioja debutaba en el Más Grande en un partido frente Colón de Santa fe en el Tomás Adolfo Ducó, donde el equipo de Núñez ganaría 1 a 0.

Sin embargo, no solo tuvo su gloria como jugador, sino que también fue uno de los más grandes entrenadores que tuvo el Millonario hasta el momento. A nivel técnico logró (siete locales y dos internacionales) y como jugador cinco torneos locales en las dos expieriencias que tuvo. (la primera entre 1978 y 1981, y la segunda entre 1991 y 1993).

El riojano dejó una gran huella en el club que lo vio llenarse de títulos, y hoy se lo recuerda en su día. En 1978 se dio el encuentro con Colón de Santa Fe en la cancha de Huracan, donde se ganó por 1 a 0. Pero, lo más importante, es que se puede destacar que Ramón obtuvo 84 goles en 175 partidos.

Por su parte, como muchos recordaran, su último título en el Más Grande, fue en el 2014, cuando después de  volvió a salir campeón del torneo local, con grandes figuras como Cavenaghi, Vangioni, Maidana, Barovero, entre otros tantos.

Hoy, en su aniversario, toda la gente lo saluda. ¡Salud Ramón!

 

Cuatro años de pura gloria

Este viernes, se cumplen cuatro años de la llegada de Marcelo Gallardo como director técnico del Más Grande.  Llegada que a lo largo del tiempo se fue rodeando de títulos.

Un 27 de julio pero de 2014, Marcelo “el Muñeco” Gallardo, volvía a River plate. Esta vez, volvía para hacer historia, pero no como jugador, sino como técnico del equipo.  Tras la ida de Ramón Díaz, otro técnico ganador dentro del club Millonario, Gallardo daría un paso hacia adelante, y dejaría a River en lo más alto.

Su debut, se dio ante Ferro en un partido por Copa Argentina. Aquella noche, el equipo terminó 0a0 y terminaron en la tanda de penales. Con un triunfo de 6-5 para la Banda, el Muñeco ya empezaba a dar sus primeros pasos. Sin saber, que todo lo que vendría después sería maravilloso e irrepetible.

Los partidos siguieron y poco a poco se fue formando dentro del club. Teniendo en cuenta que él ya venía de dirigir a otro equipo, era todo un desafío que él se ponía, partido tras partido.

Con el entusiasmo del hincha, y las ganas del entrenador, se llegó en primera instancia a contar con 31 partidos invictos,  (teniendo en cuenta que River venía de tener partidos sin perder con Ramón Díaz. Siendo 8 con Ramón y los 23 restantes con Marcelo).

Luego, los títulos fueron los que no tardaron en llegar. El hincha empezaba a confiar en el plan de Marcelo y hasta el día de hoy, lo sigue en su planificación.

En primer lugar, mientras se jugaba el torneo de primera división, a su vez se encontraba la Sudamericana, ( momento donde se lo critico a Gallardo, por haber optado por dicha competición), lo cual bien acertado estuvo, ya que aquel torneo se perdió y quien ganó después de varios años, fue Racing, siendo River el que llevó el segundo el puesto.  Allí, el Muñeco se dedicó de lleno al certamen internacional, y logró sacar a Boca Juniors en Semifianales, con aquel penal tan recordado de Marcelo Barovero.  Luego de eso, logró la tan ansiada final de Copa Sudamericana, y llegó a su primer título como entrenador para la banda. ¡Vaya titulo!

En consecuencia de eso, tuvo que jugar la Recopa con San Lorenzo, (certamen que también ganó , y de esta manera lograba su segundo título).  Sin embargo, vino lo que el pueblo estaba esperando. La copa más ansiada de todas: La copa Libertadores. La banda hacía años que no lograba dicho triunfo y fue Gallardo quien gracias a una remontada historica en Brasil, puedo lograr el anhelo de millones de hinchas.  River tuvo que jugar la semifinales con Guaraní y luego venció a Tigres bajo una inmensa lluvia por 3 a 0 en un Monumental repleto de gente.

Sin embargo, como si quedara poco, se vino el cuarto título al hilo, (La Suruga Bank). Titulo que logró luego de la Copa Libertadores tras un único partido con Gamba Osaka, en Japón. Donde millones de simpatizantes, colmaron el país asiático para verlo.

El equipo luego de su paso por el Mundial de clubes,  (competencia que se perdió en la final vs Barcelona) y la Copa Libertadores, había dejado un bajo rendimiento, y es por eso que se tuvo que esperar para la vuelta a los títulos. Lo cual, ya en el año 2016, River de la mano de Gallardo volvió a ganar, y se logró el quinto título. Logró la Recopa Sudamericana, derrotando a Independiente Santa Fe por 2 a 1. Teniendo de esta manera dos Recopas en su haber. ( Primero con San Lorenzo, y luego con Santa Fe).

En ese mismo año, y sin mucho que esperar, terminó el cemestre de la mejor manera. Quería meterse en la Libertadores del próximo año, y para eso había que ganar la Copa Argentina. Competencia que fue ganada, y en dos oportunidades. Ya que el equipo de Gallardo actualmente es Bicampeón de la Copa Argentina, teniendo en cuenta que, tras un épico partido frente a Rosario Central en 2016 y su último partido con Atlético Tucumán en 2017, logró sus últimas dos competiciones.

De esta manera, es como Marcelo Gallardo había obtenido ¡Siete titulos!, en menos de cuatro años. Pero no quería terminar las cosas ahí… ya que actualmente, en Marzo de 2018, Marcelo Gallardo logró un nuevo trofeo, y terminó venciendo al eterno rival, en la Supercopa Argentina. Logrando por fin, de esta manera coronarse con ocho títulos bajo su manga.  Y vaya títulos…  teniendo en cuenta las dos eliminaciones a Boca (Libertadores y Sudamericana).

De todas formas, el 2018 continua, y Marcelo Gallardo todavía tiene contrato con club por varios años más. Ahora, el equipo juega la Copa Argentina, y venció 7 a 0 en su defensa por su tercera copa consecutiva. Además, debe pensar en lo que viene, ya que en agosto comienza la Superliga, y debe enfrentar a Racing en lo que resta de la Copa Libertadores.

Tras todo lo ganado, y todo lo vivido, ya no queda más por decir. Tan solo palabras de agradecimiento, para un técnico que nos dejó en lo más alto, y todavía sigue sin ganas de rendirse. ¡Gracias Muñeco!

Es el equipo de Ramón

Venia hacer historia, aunque él no lo sabía. Un 26 de julio de 1995, todo se pondría color de rosa, y Ramón Díaz llenaría de alegría el mundo Millonario.

Su historia comenzaba un 26 de julio frente a Vélez Sarfield en el marco de la Copa Libertadores. Allí el Millonario estaría en los cuartos de aquella copa.

Sin dudas, siendo un gran jugador, el oriundo de la Rioja fue además de eso, uno de los máximos entrenadores que tuvo el Más Grande, que hoy en día se discute con Marcelo Gallardo.  Sin embargo, no hay nada que pueda opacar toda la grandeza que demostró en el club de sus amores.

Hoy, se cumplen 23 años de su primera función en el elenco del Millonario, y de esta manera la deba inicio a su carrera como entrenador de la institución de Núñez. (Cabe mencionar que el riojano tuvo varias etapas en el conjunto de River y entre ellas se destacan: 1995-2000;2001-2002 y 2012-2014).

En cuanto a su primer partido, se recuerda que fue frente a Vélez Sarfield, en los cuartos de final de la Copa Libertadores de América. El mismo salió 1 a 1 con el gol de Gabriel Amato para el conjunto de River. Sin embargo, lograría seguir hasta semifinales, ya que quedaría eliminado frente Atlético Nacional de Medellín.

De todas formas, esto solo sería el comienzo para Ramón, porque su camino estaría lleno de logros. Como se mencionó anteriormente el Riojano tuvo muchas etapas en el más grande y en todas ellas logró un título. Consiguió un total de nueve títulos, y siete de ellos siendo nacionales. (Torneos Apertura 1996,97,99; Torneos Clausura 1997 y 2002; Torneo Final 2014 y Copa Campo nato del mismo año), sumado a dos internacionales (Copa Libertadores de 1996 y Supercopa Sudamericana 1997). Teniendo además un total de 368 partidos dirigidos.  ¡Grande Ramón!

¡Gracias, Burrito!

Un día como hoy, pero hace cinco años, un ídolo de la institución Millonaria decía adiós ante miles de personas, en una despedida única para el hincha de RIver.

El 13 de julio pero de 2013, el eterno goleador Ariel Ortega, daba por finalizada su etapa en el club que lo vio nacer. Ante un Monumental completamente colmado, donde no entraba ni un alfiler, el Burrito como solían apodarlo futbolísticamente, decía adiós al fútbol y se retiraba de una manera única.

Esa tarde, el club de Núñez se vistió de fiesta y llevó a jugadores de todo tipo. Ese día, se jugó un partido homenaje, como se suelen hacer en las despedidas, y Ariel formó parte de los dos equipos.

Por un lado “los amigos de Ortega”: Nahuel Guzmán; Hernán Díaz, Roberto Ayala, Sebastián Domínguez, Juan Pablo Sorin; Juan Gómez, Víctor Zapata; Ariel Ortega, Enzo Francescoli, Javier Saviola e Ignacio Scocco. Ramón Díaz, a cargo de la dirección técnica.

Por otro “los amigos de River”: Leandro Chichizola; Paulo Ferrari, Guillermo Rivarola, Ariel Garcé, Nelson Vivas; Eduardo Coudet, Leonardo Astrada, Leonardo Ponzio, Marcelo Gallardo; Manuel Lanzini y Daniel Villalva. En este caso, Américo Gallego fue quien tomó las riendas del conjunto.

El encuentro de esa tarde noche, salió 8 a 2. Encuentro que no se pudo analizar obviamente, pero que juntó en la cancha varios ex jugadores, que volvieron a darle una alegría el público argentino.

¿El mejor momento? claramente, cuando Ariel Ortega tuvo la palabra junto a sus hijos, y entre un mar de lagrimas declaró: “Gracias a dios por hacerme hincha de River”. Acto seguido en que el Monumental se derribó en aplausos y cantos, para el goleador, que todavía sigue en nuestros corazones. ¡Gracias por tanto burrito!

Por siempre Cavegol

Hace exactamente un año, uno de los jugadores más queridos por el hincha Millonario, decía adiós en un Monumental repleto de gente.

Así fue. Fernando Ezequiel Cavenaghi quien supo vestir el manto sagrado en varias oportunidades (2001 y 2004; 2011 y 2012; y 2014 y 2015), logró ser querido por todos los hinchas del Más Grande. Su vuelta en el momento más duro de River, terminó de sellar ese amor que fue para siempre.

Fue entonces que el 1 de julio de 2017, dijo adiós al fútbol que lo vio nacer, e hizo su despedida en el mítico Monumental.  Esa noche fue mágica para los miles de hinchas que fueron a verlo. El Monumental se vistió de fiesta una vez más, para ver su última función.

Aquel sábado, Cavenaghi terminó su ciclo con el Más Grande y jugó un partido de despedida con varios ex River, y grandes del fútbol argentino. Por su parte, esa noche el show comenzó con música, hasta su aparición en el campo de juego.

Luego, llegó el gran partido donde se enfrentaron dos equipos: por un lado el rojo, que estaba a cargo de Ramón y Emiliano Díaz como entrenadores, y el resto con ex jugadores. Leandro Chichizola, Gabriel Mercado, Martín Demichelis, Leonel Vangioni, Matías Kranevitter, Cristian Ledesma, Manuel Lanzini, Leonardo Pisculichi, Alejandro “Chori” Domínguez, Javier Saviola y Fernando Cavenaghi.

Por otra parte, se creó el conjunto blanco, donde Américo Rúben Gallego fue entrenador, y contó con los siguientes jugadores:  José María Buljubasich, Hernán Díaz, Ariel Garcé, Diego Placente, Juan Pablo Sorín, Pablo Aimar, Marcelo Gallardo, Leonardo Astrada, Marcelo Salas, Ariel Ortega y Enzo Francescoli.

Fernando, fue parte de los dos equipos, y terminó una noche única e inigualable, ante miles de Millonarios que no dejaron de aplaudirlo durante toda la jornada.

De forma increíble, Cavenaghi agotó en tan solo tres días todas las entradas, y ese primero de julio terminó en una fiesta sin igual. Dejando un huella imborrable en cada uno de nuestros corazones, convirtiendose en uno de los máximos goleadores de la banda con 112 tantos. ¡Gracias por todo Cavegol!

El mensaje de Cavenaghi recordando la noche del 1 de julio en redes sociales: