Debut y lesión

Matías Kranevitter arrancó como titular en su primer partido con la camiseta del Monterrey. Pero dejó el campo de juego a los 32 minutos del primer tiempo. ¿Qué le pasó?

El ex River fue elegido por el DT argentino, Antonio ¨Turco¨ Mohamed para que juegue desde el inicio del encuentro ante Santos en la ida de los Cuartos de Final de la Copa MX. Pero el Tucumano sólo estuvo en la cancha un poco más de 30 minutos, en el día de su debut, con la casaca de Los Rayados, el último campeón del fútbol mexicano. ¿Qué le pasó al ex Zenit?

El surgido de River Plate padeció una torcedura de tobillo, cuando en una jugada en la que disputaba una pelota con el futbolista Eduardo Aguirre, este se le cayó encima y le impidió continuar jugando en su equipo. Se espera que en las próximas horas se defina qué tipo de lesión tiene. El DT del Monterrey y sus hinchas desean que sólo sea un esguince y su vuelta al juego sea lo antes posible. El encuentro finalizó igualado y sin goles, por los cuartos de final del torneo.

JuanFer: «Cada día me siento con más confianza»

Luego del entrenamiento vespertino del millonario en Ezeiza, Juan Fernando Quintero se detuvo a dialogar con River Desde la Tribuna y analizó su presente futbolístico en el equipo de Gallardo.

Luego de su recuperación de la lesión de su rodilla izquierda, el cuerpo técnico en conjunto con el cuerpo médico de del Millo fueron llevando de a poco al colombiano a recuperar el dinamismo futbolístico. Hicieron todo lo necesario para que vuelva a ser parte de los equipos de alta competencia de Napoleón. Aunque siempre presente como una alternativa de calidad en caso de que el partido lo requiera. Es por esto que en Santa Fe, El Muñeco supo leer el planteo táctico del rival y lo resolvió con el ingreso del pana. Su ingreso le dio al equipo mayor volumen de juego y su
participación activa en los tantos del millonario para seguir comando en lo más alto el torneo local.

A partir de eso, el nacido en Medellín sostuvo: «Lo más importante es que pude ayudar al equipo. Me sentí bien y cada día me siento con más confianza», dijo Juanfer de su participación el último fin de semana y además acotó:  «La vida son momentos, el fútbol es así. Me ha tocado a mi muchas veces jugar y otras en el banco, pero lo más importante es River».

Al igual que todo el plantel, tiene ese afán de siempre ir por más y lo dejó más que claro cuando habló de los minutos de juego que viene llevando post lesión: «Sin dudas quiero jugar más, pero la realidad es otra y como venga creo que uno tiene que asumirla. Yo simplemente me entreno y quiero jugar, cuando tuve la oportunidad lo hice bien. Son momentos, los que están bien van a jugar. Yo simplemente quiero disfrutar y jugar al fútbol», comentó.

En cuanto a lo que será la recta final de la Superliga Argentina, el volante de El Más Grande analizó el partido de local contra Banfield y dijo: «Tenemos un partido difícil el fin de semana y tenemos que prepararlo» y enseguida señaló:  «Nos quedan cuatro partidos importantes y tenemos que estar con la misma mentalidad, con la misma decisión y con la misma jerarquía que venimos haciendo el trabajo».

Los entrenamientos de esta semana darán forma a los posibles nombres que serán de la partida en el millonario, por lo que a partir de la estrategia elegida para lograr los tres puntos de local, el 10 podría ser de la partida inicial o una alternativa de jerarquía, para poder cambiar el desarrollo del partido con su calidad de juego.

Nacho Fernández: ¨Nos quedan cuatro finales¨

El volante de River sabe que el Millonario dependen de ellos mismos. El equipo está metido en lo que queda y sabe que tiene que ganar todo de acá al final del torneo. Además bromeo con su gol de cabeza frente a Unión. 

El jugador de La Banda habló con la prensa y expresó lo que siente él y el grupo sobre lo que resta de la Superliga: «Depende de todo el equipo ganar y salir campeones, porque acá los resultados de los demás no cuentan», sentenció Nacho y también sostuvo: «Por eso debemos mantener la intensidad y eficacia de nuestro juego».  Además, el ex Gimnasia de La Plata se expresó sobre el partido del fin de semana ante el Tatengue y analizó el planteo que hizo Gallardo en cancha: «El domingo con Unión, en Santa Fe, esa idea se logró. Ellos también jugaron de la misma manera y nos hicieron un gran partido, pero por suerte es un buen arranque del año y pudimos ganar».

Ignacio Fernández, además se refirió a cómo se encuentra él en la actualidad: «En lo personal me siento bien desde la parte física y no siento el cansancio, pero también ayuda el funcionamiento del equipo en general», contó el futbolista a la salida del entrenamiento en el River Camp. Para finalizar, tuvo unas palabras sobre el gol que convirtió en la victoria frente al Tate: ¨A mí me gusta cabecear y salté sólo, pero a veces me confundo y termina en gol. Fue una buena jugada de Matías Suárez y como nos piden a los volantes que lleguemos cuando eso pasa, para los defensores es difícil marcarnos cuando entremos de frente al arco».

 

50 Alegrías en Guaraní

El último domingo el «Millonario» ganó gracias al tanto de su defensor paraguayo que en los números es un gol muy especial.

A lo largo de la historia han pasado muchos paraguayos por la grandiosa institución que es River Plate. Algunos se pudieron destacar más y otros apenas jugaron un puñado de encuentros con pasos sin pena ni gloria por el club.

El fin de semana ocurrió un hito importante, el gol de Robert Rojas fue el segundo que convirtió con la camiseta de River y el número 50 que marca un futbolista nacido en Paraguay. Aunque está muy lejos todavía de igualar la marca de su compatriota Celso Ayala, con quien comparte posición, que marcó 15 goles una gran cantidad para un jugador que era defensor central al igual que el «Sicario».

Quien completan en el TOP 3 son: Nelson «Pipino» Cuevas con 12 tantos y Santiago Salcedo con 5. Lo siguen Benjamín Laterza y Enrique Villalba (4), Adalberto Román, Jorge Moreira, Pedro Bareiro, el mencionado Rojas (todos con dos) y cierra está nómina Pedro Sarabia (1).

El último goleador

Un día como hoy, pero de 2001, hacía su debut Fernando Cavenaghi con la camiseta del Más Grande. El inicio de una novela eterna de amor.

11 de febrero del 2001. Torneo Clausura. Estudiantes de La Plata. El técnico era el Tolo Gallego, el titular Saviola. Y por el Conejito entró en la goleada por 6-2 de aquel encuentro, aunque no marcó goles.

Nació el 21 de Septiembre del año 1983  en la localidad bonaerense de General O´Brien y nadie sería capaz de escribir un libro por anticipado con su carrera, ya que nadie sería capaz de imaginar tal historia de amor.

Su debut en la red llegó unas semanas después en un partido por Copa Libertadores frente a Guaraní, el 6 de marzo. Y de allí en adelante, conquistó tres títulos antes de migrar al Spartak de Moscú, entre otros destinos posteriores.

No estaba en los planes de Passarella en el 2011, mientras se transitaba la etapa más dolorosa para el club. Sin embargo, decidió volver igual, sin importar dónde estaba parado. Y así fue como se puso el equipo al hombro y hasta llegar al clímax no paró.

Del fondo de la hoguera, se despidió en la final de la Copa Libertadores 2015. Si, de novela. No para cualquiera. Y no cualquiera tiene una demostración de amor como la que él tuvo.

En 212 partidos hizo 112 goles, entrando en los 10 máximos artilleros de la historia de River, donde conquistó nueve títulos. Entre ellos, Sudamérica y América.

En Núñez tuvo una carrera intachable, pero alrededor del mundo también. No sólo en Rusia, sino que también en el Girondins de Bordeaux de Francia, Mallorca y Villarreal de España, Internacional de Porto Alegre, Pachuca de México y en Apoel Nicosia de Chipre.

 

 

Alexandra Jonson, una fanática millonaria sueca

La joven nacida en Malmo e hincha del equipo de su ciudad, con 26 años, trabaja como periodista cubriendo La Liga. Sin embargo, tiene un sentimiento especial por un club argentino, ese mismo es River Plate. 

La charla comienza con Alexandra reconociendo que: “No vengo de una familia futbolera pero de chica mis padres me dejaron probar todo tipo de deportes y me enamoré del fútbol. Empecé a jugar a los 5 años. A los 6, viajé a Brasil donde el fútbol está por todos lados y creo que la obsesión de ahí en más no había forma de detenerla”, así se refirió a sus orígenes del gusto especial por el deporte.

Por otro lado, cuando fue consultada sobre como se hizo hincha del Más Grande y no del de la vereda de enfrente, ella respondió: “El fútbol, para mí, no se trata de eso. No creo que el hincha de fútbol elija un equipo, es algo que sucede. Además, y eso puede sonar raro viniendo de una sueca, no me gustan los colores de Boca. Sólo me gustan en mi Selección, pero ni siquiera, porque la indumentaria es amarilla con algo de azul. En un club de fútbol siento que es incorrecto. Quizás también tenga que ver con que en mi infancia jugaba contra un equipo que usaba esos colores. Pero basta de hablar de Boca que la pregunta tiene que ver con River¨ sentenció.

La hincha fanática del millo además contó: ¨Cuando me tocó trabajar para FIFA en el Mundial de Fútbol 2018, uno de mis jefes fue Alejandro Varsky. Él es de Buenos Aires y creo que su objetivo en la vida es hacer hinchas de River por el mundo. Alejandro fue quien realmente me presentó a River y había tanto de lo que enamorarse. Especialmente la locura de los hinchas argentinos y, sobre todo, los de River. Además, fue una época donde hubo partidos históricos que disfrutaba ver¨.  Y agregó: ¨El fútbol argentino está completamente loco y es tan diferente a todo lo que hay en Europa. Además, el hecho que se juegue durante la noche agrega un toque especial, se transforma en todo un evento mirar a River”.

La sueca también declaró que su jugador preferido era nada más ni nada menos que Rodrigo Mora, ya que el uruguayo llevaba el número siete, favorito de Alexandra.  Cuando fue consultada por la histórica final jugada en Madrid, a la cual acudió contó:  “En el momento en que decidieron que la sede iba a ser Madrid, viviendo en España, sabía que tenía que intentar conseguir un ticket. En Argentina tenes la cultura y la pasión y, para mí, estar en el medio de la hinchada de River en uno de los triunfos más importantes de la historia, fue realmente increíble. La atmósfera, las emociones, es otro nivel. Había hinchas llorando al lado mío. Otros sostenían sus celulares en alto, no para sacar fotos o grabar un video sino para compartir la experiencia en vivo con los que quedaron en Argentina. Estaban haciendo videollamadas desde el Bernabéu y del otro lado hinchas cantando, llorando juntos de alegría¨. Y sostuvo: ¨Experimentar eso fue fenomenal, estar en el medio para darse cuenta lo que ese partido representa”.

En cuanto a cómo vivió gol del Pity Martinez, expresó: “Recuerdo recibir un montón de abrazos de extraños. Un hincha abrazaba a todos y en cinco segundos lo vi bajar cinco filas. Durante un tiempo, tuve temor de que River pierda y sentir un anticlimax gigante, pero cuando vimos al Pity tomar la pelota el alivio fue inmenso porque sabíamos que se venía el tercero. La gente se volvía loca, todos sabíamos que a partir de ese momento iba a ser una fiesta¨. Para finalizar, la fanática millonaria declaró que está lejos del Monumental, pero se ilusionó: “Uno de los pendientes de mi vida” , el cual espera cumplir pronto.

Somos locales otra vez…

Como siempre pasa, esta vez le tocó a Punta del Este. Los hinchas Millonarios recibieron al equipo de Gallardo, apenas pisaron suelo uruguayo. Esta noche River jugará ante Nacional por la Copa Desafío.

La gente de La Banda no deja de sorprender al plantel de El Más Grande, no importa a donde vaya. Esta vez le tocó al país vecino de Uruguay. Cientos de hinchas se acercaron al aeropuerto recibir y a alentar al Muñeco y sus dirigidos. Es que esta noche, a partir de las 20 horas, el club de Núñez jugará su primer partido amistoso frente a El Bolso, por la Copa Desafío. El encuentro se disputará en el Estadio Domingo Burgueño Miguel, de Maldonado. En la previa, las jugadoras de ambos clubes, también tendrán su primer match del año.

El Millo, realizó su pretemporada en la localidad de San Martín de Los Andes. Donde el día de su arribo acompaño al micro, una caravana con más de 25 mil fanáticos y sorprendieron gratamente al conjunto de Gallardo. En forma de agradecimiento por haber elegido la provincia de Neuquén, el Gobernador Gutiérrez y Saloniti, el Intendente de la ciudad patagónica, declararon al plantel, cuerpo técnico y dirigentes como Húespedes de Honor de la localidad sureña. Esta vez la revolución River se vivió en Uruguay.

Finalizado el encuentro en Punta del Este, los jugadores finalizaran con los trabajos precompetitivos en Buenos Aires. De cara a lo que se viene, Gallardo en pocos días ya tendrá su primer partido oficial frente a Independiente. El 19 de enero, en Avellaneda, por el postergado correspondiente a la Fecha 14 de la Superliga. Si River suma los tres puntos que están en juego, alcanzará a Argentinos Juniors en la punta de la tabla. ¡Vamos La Banda y su gente!

 

Corazonada de reivindicación

 

El equipo de Marcelo Gallardo se plantó en Rosario, dio vuelta el partido y se llevó los tres puntos en una cancha difícil.

Se llegaba al partido con una sensación rara, el Más Grande volvía a competir después de aquella agónica tarde de noviembre cuando no se pudo con Flamengo en Perú. Tras un empate entre los punteros de la Superliga en la cancha del rival de toda la vida, River tenía la posibilidad de ganar y prenderse aún más en la pelea seria por volver a conquistar el título que más veces ganó en su historia, ese que le queda pendiente a Marcelo Gallardo con la Copa Mundial de Clubes.

El conjunto de Napoleón salió como siempre, al frente y con valor en ataque, pero sin precisión, lo que llevó a que rápidamente Newell´s se lleve la parcialidad del partido con dos goles. En el segundo de ellos, Luis Leal, jugador que le marcaba por tercera vez a River en su carrera, festejó al mejor estilo Gabigol, cosa que molestó a River y a Gallardo. Pero este equipo tiene corazón para pelear hasta el final, y al minuto del segundo gol de Newell´, Nacho Fernández de tiro libre, entre centro y tiro al arco, selló el 2-1 que llegaría al entretiempo.

Ya con el ímpetu del gol, los cambios y la cercanía del resultado, River cambió la cara y dio la corazonada correspondiente. Marcó dos goles que lo pusieron adelante en el marcador con goles de Borré que siempre aparece y una pinturita de Nacho Scocco abriendo el pie y marcando en el segundo palo, pudiendo haber marcado un cuarto gol de no haber sido por el palo que le negó el doblete al delantero colombiano. De esta manera, River demuestra porqué la mayoría de los equipos le temen o por lo menos no dejan de respetarlo.

A partir del segundo gol, el Más Grande demostró una faceta que no venía mostrando últimamente, su concentración, velocidad y precisión lo llevaron a reivindicarse como uno de los equipos que pelean seriamente por el campeonato.

El dia que Boca empezó a desaparecer

Lo que pasó el último fín de semana fue muy doloroso y es una herida que costará cicatrizar, pero de ahí a que me vengan a decir: «Te moriste el 23 de noviembre en Lima» justo ellos, que murieron en Madrid, pero que empezaron a desaparecer en noviembre pero no del año pasado, cuando le hicimos un gol sacando del medio. Fue en 2014 cuando nos convertimos en su peor pesadilla.

Después de casi 7 años, volvíamos a estar entre los 4 mejores equipos en un certamen internacional. Justo se nos cruzó nuestro ex clásico, que por ese entonces le gustaba jugar contra River ya que seguía festejando las eliminaciones del 2000 y 2004 (cuando no hablando del pasado). Sin ir mas lejos, la semifinal de la Copa Sudamericana 2014 se iba a definir entre River y Boca.

Aquellos duelos de ida y vuelta, primero en su cancha y luego en la nuestra, fueron los primeros de Superclásicos coperos de la era Gallardo. Pobrecitos no se habrán imaginado jamás todo lo que vendría después. El primer partido fue un inteligente 0 a 0, con mucha pierna fuerte y con mucha guapeza, si no se puede jugar, que ellos tampoco y así fue ninguno jugó y por eso el empate.

La revancha se jugó un 27 de noviembre y ese fue el dia que Boca se enfermó de algo que no se pudo curar nunca: «El River de Gallardo». Para colmo, la debacle fue lenta, primero le atajamos un penal a los 3′(Gracias Trapito y vos también Puma) y encima apareció el zurdazo mágico de Pisculichi que hizo vivir el fútbol en El Monumental. Le ganamos de principio a fin ese partido, obviamente después también nos trajimos la Copa.

El resto de la historia ya la conocen, con sus últimos años de vida, Boca festejó un clásico de verano, dos o tres torneos locales, una Copa Argentina robada y 500 dias punteros.

Que la abstinencia y la necesidad de festejos propios no te confundan boquita, acá el único que se empezó a morir en noviembre fuiste vos. Te mandan saludos y te recuerdan Piscu y el Muñeco.

La agonía de tres minutos

El Más Grande perdió de manera insólita con Flamengo la primer final única de la Copa Libertadores.

Esta columna va a prescindir de vídeos o imágenes alegres porque el contexto no lo amerita. El hincha de River está atónito, sin respuestas como la persona que está escribiendo. En un partido completamente controlado desde el minuto 15, el equipo con más pasta de campeón no pudo llevarse la victoria que soñaba y merecía.

Sin ánimos de reproches y cuestionamientos absurdos debemos recalcar que el plantel nunca nos dejó tirados. Jugaron un partido sensacional que en cinco minutos se dio vuelta, y la única explicación que encuentro es que Flamengo tenía su cita con el destino.

Por último y como párrafo aparte cabe destacar a nuestro líder, nuestro guía, nuestro todo. Él fue el único tranquilo en la previa, el que más nos representa en el post, y quién mejor entiende el funcionamiento del club. Por parte nuestra quedará aportar todo lo necesario para que se quede a vivir en el club, porque persona que quiera más que River esté en lo más alto a nivel mundial, no existe.