La economía en rojo

La pandemia mantiene en desvelo a todo el mundo, es así también el caso de los dirigentes de River para mantener al club en medio de ésta crisis.

El parate del fútbol perjudica directamente a todos los clubes. Al no generar ingresos, se torna complicado el pago mensual de los sueldos de los empleados de los clubes.

En River ya planifican diferentes métodos para solventar los gastos que tiene la dirigencia encabezada por Rodolfo D’onofrio. El pago de los salarios es la principal tarea para afrontar. Se determinó que los empleados que trabajan en el Monumental, el museo y los predios de Hurlingham y Ezeiza, en total son 1.143 y equivalen a un monto de 100 millones de pesos mensuales.

Se estipuló que se colocará un tope máximo de 250 mil pesos mensual para poder cumplir con todos los sueldos, de todas maneras son mínimos los empleados que superan ese monto mensual. Son aquellos que sostienen un rango superior dentro del club.

Los jugadores y cuerpo técnico tuvieron la predisposición que sean los empleados la prioridad. De todas maneras con Marcelo Gallardo y sus jugadores habrá una reunión para re-financiar los pagos. Aún no se arreglaron los porcentajes.

Sin actividad futbolística, los ingresos «asegurados» que tienen son las cuotas sociales que los 85 mil socios abonan mensualmente. Éstas representan un 21% de los ingresos totales del club, con un monto de 90 millones de pesos por mes. Otro ingreso garantizado son de los Sponsors que son un 15% de los ingresos del club entre ellos los principales son Adidas, Turkish Airlines y Axion, recibiendo unos 12 millones de dólares.

«Higuaín y Falcao son siempre bienvenidos»

Ambos delanteros con pasado en el millonario siempre despiertan suspiros en los hinchas cuando se habla de su vuelta al club.

El presidente de River se pronunció acerca de un posible regreso de ambos jugadores, en una entrevista realizada por un programa Colombiano llamado El VBar Caracol. «No hemos  tenido ninguna conversación seria
con Falcao o Higuaín , pero siempre serán bienvenidos».

Mientras Falcao reside en Turquía, Higuaín se encuentra en Argentina acompañado a su familia en medio del distanciamiento obligatorio y tras hacerse pública la delicada situación de salud de su madre. Finalizada la cuarentena, deberá retornar a Italia para sumarse a los entrenamientos con la Juventus.

Los sueldos de los delanteros son altos a comparación de la economía que se maneja en River. En caso de un posible regreso, deberán manifestar su deseo y amoldarse a lo que la Institución les llegará a ofrecer.

D’Onofrio habló sobre las supuestas sugerencias hacia Quintero sobre Villa

El presidente del millonario desmintió la supuesta comunicación desde el club con el colombiano, sobre la actitud que tuvo con Villa, como así también repudió la violencia contra la mujer

El caso de Sebastián Villa involucró involuntariamente a JuanFer. El futbolista de Boca se estaba alojando en la casa del jugador Millonario al conocerse la denuncia por violencia de género que le realizó su ex pareja, Daniela Cortes. D’Onofrio entonces, negó que se le haya pedido al mediocampista de River que desalojara al delantero.

Trascendió que Marcelo Gallardo se había molestado con Juan Fernando. Contrario a eso, el propio jugador lo desmintió. Para aclarar cualquier cuestión, el mismo Rodolfo fue quien habló con Radio Caracol de Colombia y dijo: “El club no le ha hecho ninguna sugerencia a JuanFer Quintero. Cada persona se maneja de manera individual. No tengo nada para decir de la decisión individual que tenga cada uno”

Añadió: “Nosotros no le dijimos nada. La decisión si la tomó, la tomó Quintero. Nosotros no hemos hablado con él porque creo que éste no es el momento. Lo hablaremos más adelante si corresponde, y si habla alguien, habla Marcelo Gallardo, pero tengo entendido que tampoco Marcelo lo ha hecho. Es un tema personal y creo que él (Quintero) tiene los valores personales y la personalidad como para saber qué tiene que hacer”.

Y concluyo, de manera tajante: “Tenemos un acercamiento durante todo el año con todos los jugadores con un concepto de valores que siempre se han cumplido, se cumplen y se seguirán cumpliendo. Después cada uno sabe, llegado el momento, cuál es el accionar que debe tener. No tengo nada para decir, en absoluto, de la decisión individual que tenga cada uno, aparte cada uno sabe porqué lo hace. Desde ya digo que desde River, como así también como ciudadano y como persona del mundo, estoy y estamos absolutamente en contra de cualquier acción que sea cierta que realmente se haya perpetrado, se haya acosado, se haya pegado, se haya maltratado a mujer. Esto es algo que tenemos que definitivamente desterrarlo de la tierra, no solamente de nuestro país”.

Finalmente, el jugador del xeneize que había abandonado la casa que compartía con Cortés y se había hospedado dentro del mismo predio en la casa de Quintero, por una restricción de acercamiento establecida se marchó a un departamento de Puerto Madero.

Antonio Briseño cargó contra el arbitraje de la final

El defensor que estuvo presente en El Monumental la noche que River recibió a Tigres por la final de la Libertadores en 2015, aseguró que el silbato favoreció a los dirigidos por Gallardo.

Antonio Briseño, ex jugador de Tigres, comentó en una entrevista mediante un Live en Instagram, que la final de la Copa Libertadores 2015 en la que chocaron River y Tigres, el arbitraje favoreció a los Millonarios en partido de vuelta. Hace unos días atrás Arévalo Ríos, con quien compartió ese plantel, decía que el ambiente vivido en Núñez había dejado atónito al equipo.

Sobre la fase de grupos y ese día que no fue apto para cardíacos, el jugador declaró que sobre la visita a Juan Aurich: “Fuimos a jugar los que menos estábamos jugando y es por eso que queríamos ganar, para ganar nuestros propios bonos, era nuestra oportunidad, queríamos ganar. Fue un partidazo. Recuerdo que llegamos a México y era muy bueno ver en la tele a pantalla dividida como festejaba la gente de River cuando hacíamos goles”. Ese encuentro Tigres estaba 2-0 arriba y de repente terminó 2 a 2 antes de finalizar el primer tiempo, La Banda se quedaba afuera.

En el entretiempo, el defensor explicó que Damián Álvarez (con debut en River) entró al vestuario enojado, rompiendo todo y nos dijo: “A estos equipos hay que matarlos, porque clasifican, te los topas después y te joden. Teníamos que matarlo y dejarlos afuera ya”. Luego sucedería la clasificación de River ganando su partido por 3-0 mientras que los “felinos” terminaron venciendo por 5-4 en su cotejo.

Luego el mexicano, le contó a Ignacio Rivarola en la entrevista que mantuvieron en el vivo, detalles sobre aquel día en el que el sueño de él y sus compañeros llegaría a su fin: “Desde que vas llegando en el micro al estadio, vas sintiendo la presión, como se te van aventando todos. Vas sintiendo toda la tensión. Igual, muy vivos los de River, recuerdo que salimos al campo de juego y nos dejaron como cinco minutos ahí para que nos cantaran. Es algo que nunca lo había vivido, si eras jugador de River no había manera de que no te prendas, si no sentías eso en el futbol, no sentías nada. Yo decía: “no ¿Qué es esto?”, y eso que estaba en la banca. Me daba ganas de entrar hasta a mí que era del otro equipo. Ni en el Estadio Azteca vi que todos canten así una canción al mismo tiempo”, cerró con este mensaje, confirmando lo dicho por su ex compañero (Arévalo Ríos) hace unos días.

 

Sobre el grupo de jueces encargados de impartir justicia en el encuentro más importante del torneo expreso que se sintieron perjudicados: “Nosotros supimos que el arbitraje no era normal en la patada de Alario a Pizarro. No por que estuvieran a favor de alguien, sino por la presión generada por el estadio”. Por último dijo que el 3-0 fue la sentencia para su sueño de campeonar: «Creo que el gol que nos mató fue el de Funes Mori, porque nosotros veníamos mucho de atrás, Tigres nunca se daba por vencido. Recuperábamos, remontábamos. Siempre fuimos un equipo con mucha resiliencia, pero cuando nos metieron el 3-0 no había chances».

A 4 años del debut

Hoy se cumple el cuarto aniversario del primer partido de Gonzalo Montiel en la primera división vistiendo el manto sagrado. Un futbolista que transformó Marcelo Gallardo de ser defensor central, a lateral. Hoy, es una pieza clave en el plantel: ¡Mirá!

Se lo calificó en algunas oportunidades “el bombero del equipo”, debido a sus buenas características de poder adaptarse a las diferentes posiciones en la zaga central. En sus inicios como futbolista, se formó como primer marcador central hasta la Reserva del Más Grande. En la actualidad, ocupa el puesto como lateral derecho, y una pieza fundamental del equipo que comanda Marcelo Gallardo.

Cachete debutó hace exactamente 4 años en la primera división. Fue en el encuentro donde River y Vélez igualaron sin goles, en El Monumental. El futbolista de 23 años ingresó en lugar de Pablo Carreras durante el medio tiempo.

Debido a su intenso ida y vuelta con gran velocidad por la banda del campo de juego, que fue mejorando con el tiempo, Marcelo Gallardo aprovechó en aquel entonces las características positivas del defensor, y decidió transformarlo como lo vemos en la actualidad.

En los últimos tiempos, el joven que es seguido de cerca por Lionel Scaloni para las Eliminatorias del Mundial de Qatar 2022, estuvo en la mira de varios equipos del viejo continente en los mercados de pases, pero hasta el momento solo fueron sondeos. Su contrato con River vence en junio de 2021, y tiene una cláusula de 20 millones de dólares.

Desde su debut en primera división aquel 30 de abril de 2016, Cachete lleva disputados 101 partidos, y convirtió un solo gol. Además, logró un total de siete títulos: una Copa Libertadores, dos Recopa Sudamericana, una Supercopa Argentina, y tres Copa Argentina.

La actitud de los jugadores valorada por D’Onofrio

Mediante una reunión virtual los jugadores tuvieron un gesto importante que le gustó y valoró mucho el presidente millonario.

En medio de la pandemia por el COVID-19 muchos jugadores se solidarizaron mediante acciones solidarias, donaciones y hasta realizaron una rifa, organizada principalmente por Martinez Quarta la que tiene muchos premios relacionados a otros jugadores y al club. Pero dentro de la institución también se solidarizan con esta situación.

River es el club Más Grande en estructura y en cantidad de actividades, además de contar con 1143 empleados, y más del 85% de estos entraron en licencia en marzo cuando el club cerró. Debido a esto, y en medio de una negociación por la reducción de sueldos, los jugadores acordaron que primero se paguen los sueldos de los demás trabajadores. Gran acción que tiene que ver que los jugadores viven una situación económica diferente a la del resto de los empleados.

Esta acción fue expresada por Rodolfo D’Onofrio en teleconferencia con la comisión directiva, el presidente de la banda dijo que la preocupación del plantel es sincera y pidieron dar prioridad a los pagos de los salarios de los demás trabajadores, que más lo necesitan. Por esto, la CD, aseguró que los sueldos de mayo y abril están asegurados.

Esto es porque los socios tuvieron una buena postura a la hora del pago de las cuotas sociales y también porque los principales sponsors (Adidas y Turkish) están al día. Pero se espera una baja de hasta el 50% en los ingresos mensuales, principalmente por la falta de la venta de entradas.

Tino Asprilla y su deseo de haber vestido La Banda

Faustino Asprilla, ex futbolista colombiano y una de las figuras del Parma en la década del 1990, reveló en una entrevista de TNT Sports, que le hubiese gustado jugar en River y que tuvo dos ofrecimientos para vestir la camiseta del Millonario y de Boca.

A través de Instagram Live, el ex delantero de la Selección de Colombia contó algunas anécdotas y recordó cuando tuvo la chance de jugar en River y en el eterno rival, pero terminó eligiendo ir a la Premier League: «Me hubiera gustado jugar en River. Cuando River y Boca intentaron que yo viniera, yo tenía el pase para ir a Newcastle, a la PremierLeague. Era imposible que yo viniera a Argentina, Mascardi (su representante) me dijo que los dos me querían, pero era muy difícil».

«Si hubiera podido, escogía River. Me gusta su camiseta. El fútbol de River es el que a mí me gusta. Me hubiera jugado con Aimar, Crespo, Francescoli, la Bruja Berti…», confesó el ex jugador del Parma Calcio.

Además, analizó la actualidad de su compatriota Rafael Santos Borré: “Ha aprendido mucho con Gallardo. Le inculcaron lo que por ahí los colombianos no llevamos en la sangre, que es meter y meter. Nosotros jugamos bien, pero somos más pasivos. Más calmados. Con el talento que tiene, lo inyectaron eso de ser más permanente. De insistir e insistir. De ser más constante. Yo no se lo he visto nunca eso en Deportivo Cali”.

Para cerrar la entrevista, Tino le dio un consejo a Juan Fernando Quintero: «Yo le diría que se quede en donde está contento. Si él está contento en River, que sé que está feliz ahí, que se quede un tiempo ahí. Tiene un buen equipo, tiene un excelente entrenador y la hinchada lo adora. Yo me quedaría ahí».

 

«En la Copa se podía lograr algo importante”

Ernesto Corti tuvo dos etapas en River, la primera 1987-1990 y la segunda en 1993 – 1996, viniendo justamente de Toluca, donde se encuentra viviendo ahora.

Un mes y medio fue todo lo que pudo compartir con el ex central de River: “A Joni ya lo queríamos desde mediados del 2019, pero lamentablemente River no lo dejó salir. Y cuando llegó, al poco tiempo nosotros nos fuimos” recordó el ayudante de Hernán Cristante al hablar de Maidana y continuó “Joni venía de jugar la final de la Libertadores y casi sin pretemporada, por eso tuvimos que ponerlo a punto. Pero enseguida fue titular, eso demuestra su jerarquía. Hoy es titular, como lo fue todo el año pasado”.

 

En 2003 y 2009, Corti, fue ayudante de Astrada cuando dirigía a River “Estaba mal. En lo deportivo e institucional. Ya no como en la primera etapa, donde se llegó a dos semi de Copa”. El jugador que supo vestir la 10, después de que Alonso se retirará, recordó su llegada al Millonario “Un salto gigantesco. Griguol me llevó tras un buen momento en Instituto. Lo primero que me dijo fue que tenía que esperar mi oportunidad porque el titular era el Tolo. Un símbolo de River. El mejor contención que vi en mi vida”.

Corti repasa su último año en River dirigido por Ramón Díaz “Un equipazo. Muy unido. Con grandes jugadores. Todos convencidos de que en la Copa se podía lograr algo importante”. Además, dijo algunas palabras sobre el actual DT del club “Cuando volví en el 93, Gallardo recién iniciaba. Marcelo fue un tipo siempre pensante, entendía el juego y sabía lo que quería. Siempre tuvo una gran personalidad, y eso lo trasladó como entrenador. Todo lo que logró no es casualidad”.

El superclásico que nunca fue

Allá por 1982, durante una guerra fatídica para la historia de nuestro país, jugadores y dirigentes de River y Boca planeaban impulsados por una campaña mediática organizada por la dictadura militar, jugar un encuentro a modo “solidario” en las Malvinas.

Sin dudas la Guerra por la posesión de las Islas (que nunca perdimos), fue y será una de las grandes heridas que tendrá la historia de nuestro país, también sucedieron historias que dieron escenario a ideas insólitas. De aquí nació la descabellada idea de jugar un Superclásico que enfrentara a River y Boca en pleno conflicto por las Islas. Mientras todo dio comienzo y así como sucedió en el Mundial del 78, nuevamente querían taparse los hechos con el grito popular del gol, en el encuentro que disputaban Estudiantes y Quilmes (victoria parcial del Pincha por 1-0) el juez de aquel cotejo, Juan Carlos Loustau, iba a parar el partido a falta de 10 minutos cuando la voz del estadio dio el anuncio que nadie quería escuchar, los enfrentamientos en las Malvinas estaban en marcha.

 

El padre de Patricio, comentó: “Cuando escuché eso por los altoparlantes, me impactó, perdí la concentración en el juego. Pensaba en esos pibes de 18 años que estaban peleando en las Malvinas y no podía seguir dirigiendo. Claro, los jugadores, con la adrenalina del partido, vinieron a pedirme explicaciones, sobre todo los de Quilmes que iban perdiendo, pero les hice entender lo que pasaba: nuestro país entraba definitivamente en guerra”, luego nunca pudo volver a meterse en el partido según sus palabras.

Ese 25 de Abril, negro para nuestra historia y para los jóvenes que fueron a defender nuestra bandera, en La Bombonera, Boca recibía a River a tribunas llenas. Para esa fecha el Millonario presentaba algunas ausencias de cara a la concentración rumbo al Mundial de España 82. El partido terminó 0-0 y dos días después a los militares se les ocurrió la estúpida idea de volver a encontrar a los equipos nada menos que en las Islas Malvinas, emulando algo similar a lo sucedido con el recordado Argentina 78. Siendo torturados, sufriendo el hambre, el frío y sin higienizarse a los pibes les querían llevar un poco de futbol (una idea que no podría salir de una mente que no fuera idiota).

 

Los encargados de armar la parte gráfica fueron Daniel Galoto y Carlos Alberto Lacoste, que por medio de la revista Goles, anunciaban en su tapa el “Superclásico en Malvinas”. La edición del 27 de Abril, mostró a Eduardo Saporiti, jugador de La Banda y Carlos Córdoba como figura de Boca, posando juntos y abrazados con sus camisetas puestas queriendo demostrar la hermandad que ninguna de estas personas tuvo con la situación que pasaba. ¿El titulo?, ¡Superclásico en las Islas!

Por supuesto que ante tanto revuelo, esa absurda idea nunca fue concretada, pero la postura de los clubes era la siguiente: “Sería para mí una profunda emoción y alegría poder asistir a un partido River-Boca en las Islas Malvinas. Una forma de prestar servicios al país, y a la comunidad, consiste en apoyar totalmente la idea de llevar a los jóvenes argentinos que están en el Sur argentino ofreciendo sus vidas en defensa de nuestra soberanía, la realización de este siempre impactante partido», expresaba Jorge Kiper, directivo de River en aquel entonces.
Luego de 38 años, el defensor de River uno de los protagonistas de esta portada, declara a sus 65 años de edad que: “En ese momento, para mí la idea era buena. Era darles una alegría a los jóvenes, a los soldados argentinos que estaban allá. Yo en ese momento tenía ganas de ir a jugar. Lo tomaba como un acto solidario. No se sabía todo lo que pasaba, lo que había detrás. No había información. Hoy, tantos años después, uno lo ve con otros ojos”.

 

La larga sequía de Pratto

En medio de esta cuarentena en la que el fútbol estuvo obligado a parar recordamos cuando fue la última vez que el Oso anotó con la camiseta del Millonario.

Lucas Pratto es uno de los delanteros más importantes que ha tenido River en sus últimos años y el pase más caro de la historia del club. Pagando siempre con goles y vaya que fueron importantes. Aquel gol sacando del medio en la final de ida frente a Boca y la anotación que estableció el empate parcial en el Bernabéu en las finales de la Libertadores 2018. También pagó con un tanto en la final de la Recopa frente a Atlético Paranaense en el Monumental, siendo este el que le dio el triunfo al Millonario.

Desde aquel partido, que se llevó a cabo el 30 de mayo de 2019, el delantero no pudo volver a convertir. En ese mismo encuentro sufrió una fisura en el sacro que lo marginó de las canchas durante cuatro meses. Una vez que tuvo el alta, quedó último en la prioridad de Marcelo Gallardo, ya que la titularidad la tenían Suárez y Borré, mientras que Scocco era el primer recambio.

En medio de este parate que sufrió el fútbol argentino, se hablan de muchas cosas entre ellas la continuidad de Pratto en River, quién está a un mes de cumplir dos años sin convertir un gol. Nadie duda de la calidad futbolística del Oso pero en el arranque del año su rendimiento estuvo debajo de su mejor versión, poniendo en evidencia la falta de su capacidad goleadora. ¿Será el momento de un cambio de aire para el delantero? ¿O se quedará para pelear y darle más alegrías a River? Cuando pase la pandemia se sabrá sobre su destino.