«Sería hermoso volver a representar a River»

Hoy es entrenador. De a poco hace su recorrido en el fútbol argentino. El exjugador de La Banda admitió sus ganas dirigir en Núñez. Por este motivo explicó qué tiene que ocurrir para que esto pase.

La historia entre Hernán Crespo y River es una de esas que se entiende poco: como jugador marcó dos de los goles más importantes del club. Eso lo dejó en la eternidad como a otros delanteros de la talla de Funes, Alario o Pratto. A su vez fue fuertemente criticado por el hincha luego de no retornar a la institución que lo formó como profesional. Pero la última vez que pisó el Monumental, ya como DT fue ovacionado por todo el estadio y las heridas parecen empezar a cicatrizar.

Hoy en su nueva faceta como entrenador, uno de los deseos más profundo de Valdanito, es sin dudas ponerse el buzo de técnico del Más Grande. Sabe que no será pronto, ya que adelante está Marcelo Gallardo. Pero de a poco intenta mostrar sus intenciones, para que el primer día post Muñeco esté en la consideración para ocupar el puesto: «Siempre Gallardo permitiéndolo, pero que se quede para siempre» fueron las primeras palabras ante Goal, medio al que le brindó su entrevista. Además agregó: «Tratar de hacer los méritos suficientes para que el día de mañana los dirigentes que estén en la institución se fijen en mí como para poder volver”. Esto respondió cuando le consultaron por la posibilidad de dirigir al Millonario.

Además, el nacido en Florida contó: «Sería hermoso volver a representar a River y poder caminar por los pasillos del Monumental, entrar a ese vestuario local que tantas satisfacciones me dio¨. Crespo, siempre respetuoso con Gallardo no dio un plazo exacto del momento en el que quiere dirigir:  “No lo sé. Si sigo así, en algún momento va a pasar. Si será en cinco meses, cinco años o quince, pero en algún momento nos vamos a volver a cruzar”.

El exdelantero, también habló de la final de la Copa Libertadores 96, aquella noche un pibe de 20 años se ponía la capa de héroe y con sus dos goles le daba al Millo la segunda de su historia, la última antes del ciclo Gallardo. Sin disimular el exInter, Milán, Chelsea entre otros recordó: «Fue el impacto emocional más grande de mi vida sacando el nacimiento de mis hija», aseguró sobre aquella final jugada en mayo donde el equipo de Ramón Díaz se subía al podio de los mejores de América. Pero también, Hernán no pudo evitar hablar de su fallido regreso a la institución que lo vio nacer: “No voy a negar que el dolor fue enorme, de hecho me retiré seis meses después. Tampoco es cuestión de justificar, pero hay cosas que uno no puede manejar. Conmigo no hay doble discurso, soy esto”

El sueño de Crespo por ahora quedará en espera, el Mundo River quiere que Gallardo se quede por mucho tiempo más, por la cantidad de títulos y la identidad que le dio a este equipo. Pero si algún día el Muñe decide irse, seguramente el DT de Defensa y Justicia, por su perfil serio y de trabajo constante, será uno de los candidatos para llegar.  Por ahora es sólo un deseo del ex delantero, que aún tiene contrato vigente con el Halcón hasta fines de este año.