Sixto Peralta reconoció su mal paso por River

Sixto Peralta se lamentó por no haber podido aprovechar la oportunidad cuando vistió el Manto Sagrado durante la segunda mitad del 2007. Por otro lado, se mostró alegre de haber compartido el plantel con un ídolo millonario.

Llegaba de tierras mexicanas con mucha ilusión nuevamente a su país natal, para desembarcar en Racing. Tras no tener el rendimiento esperado, se marchó a préstamo hacia River en la segunda parte del 2007. Lamentablemente, el oriundo de Comodoro Rivadavia, solamente disputó en El Más Grande un total de 9 encuentros, y marcó un lindo gol en el Apertura 2007.

En aquel encuentro, el equipo comandado por Daniel Pasarella, cayó derrotado en el Estadio de Argentinos Juniors ante Huracán por 2 a 1. Como dato color, en el arco del equipo rival se encontraba Marcelo Barovero, quien años más tarde brillaría bajo los tres palos más grandes del mundos.

“No haberme asentado en River fue una de las espinas de mi carrera. Tuve la suerte de coincidir con Ortega, pero jugué menos de 10 partidos y convertí un gol, curiosamente a Huracán”, destacó Sixto Peralta, nacido futbolísticamente en el club de Parque Patricios.

Por último, el hombre de 40 años, destacó que la interna que se vivía en aquel entonces en River, también afectaba dentro del campo de juego: “Ese semestre fue bravo. Había pasado lo de Gonzalo Acro, y además Passarella era muy cuestionado como técnico. Todo se profundizó más cuando perdemos en semifinales de la Sudamericana con Arsenal de local por penales”, cerró el Mumo.