Aimar reveló una historia inédita con Ortega

El Payaso habló y contó cómo fueron sus comienzos en el club, además de una historia con Ortega. Mirá lo que dijo.

Tenía 15 años cuando llego al club. Iba y venía desde Río Cuarto hasta el año siguiente, cuando se instaló en la pensión. “Lo que sí digo es que fue duro con 15 años bajarme en Lugones, a las seis y media de la mañana y con tres grados bajo cero, viniendo de mi casa de Río Cuarto” recordó y comentó que no se arrepentía pero tampoco volvería a hacerlo.

Un gran vínculo lo une con Ortega, en parte por cómo lo recibió: «A mí me pasó algo hermoso con Ariel. Me fueron a buscar al colegio de River para entrentar con la Primera y no tenía ni botines. Ariel agarró y me regaló unos suyos. Todavía los recuerdo» sostuvo Pablo.

Luego quiso tocar el tema central en el que el mundo gira actualmente: «Los médicos, los enfermeros, la gente de la salud, son importantes, y no los jugadores o los periodistas», reflexionó, dando su punto de vista sobre la vuelta de la redonda.

El Payaso tuvo dos etapas en River, la primera fue desde 1996 hasta el 2000 y la segunda fue de 2014 a 2015 jugando un poco más de seis meses. «El hecho de volver a jugar en esa cancha, con la gente, con la camiseta. Fue el sueño de haber jugado de nuevo con la camiseta de River. Para mis hijos fue algo normal, pero para mí no, fue algo maravilloso» dijo, recordando su último paso por por Figueroa Alcorta 7597.