El último goleador

Un día como hoy, pero de 2001, hacía su debut Fernando Cavenaghi con la camiseta del Más Grande. El inicio de una novela eterna de amor.

11 de febrero del 2001. Torneo Clausura. Estudiantes de La Plata. El técnico era el Tolo Gallego, el titular Saviola. Y por el Conejito entró en la goleada por 6-2 de aquel encuentro, aunque no marcó goles.

Nació el 21 de Septiembre del año 1983  en la localidad bonaerense de General O´Brien y nadie sería capaz de escribir un libro por anticipado con su carrera, ya que nadie sería capaz de imaginar tal historia de amor.

Su debut en la red llegó unas semanas después en un partido por Copa Libertadores frente a Guaraní, el 6 de marzo. Y de allí en adelante, conquistó tres títulos antes de migrar al Spartak de Moscú, entre otros destinos posteriores.

No estaba en los planes de Passarella en el 2011, mientras se transitaba la etapa más dolorosa para el club. Sin embargo, decidió volver igual, sin importar dónde estaba parado. Y así fue como se puso el equipo al hombro y hasta llegar al clímax no paró.

Del fondo de la hoguera, se despidió en la final de la Copa Libertadores 2015. Si, de novela. No para cualquiera. Y no cualquiera tiene una demostración de amor como la que él tuvo.

En 212 partidos hizo 112 goles, entrando en los 10 máximos artilleros de la historia de River, donde conquistó nueve títulos. Entre ellos, Sudamérica y América.

En Núñez tuvo una carrera intachable, pero alrededor del mundo también. No sólo en Rusia, sino que también en el Girondins de Bordeaux de Francia, Mallorca y Villarreal de España, Internacional de Porto Alegre, Pachuca de México y en Apoel Nicosia de Chipre.

 

 

Deja tu comentario