La figura del partido llegó desde abajo  

El paraguayo, con el cambio del sistema táctico se lució en la línea defensiva y con un gol cerró un partido espectacular.

El Muñeco plantaba una vez más la línea de cinco defensores, pero con la salida de Martínez Quarta, Robert Rojas tomó el protagonismo en la zaga central. El defensor supo acompañar a Pinola y cubrirlo en los momentos en que el capitán no llegaba en velocidad.

También estuvo atento en todo momento, luchando en las divididas con Bou, peleando en el juego aéreo y hasta salvó una pelota en la línea en una jugada que el juez asistente anuló por offside.

El broche de oro para el paraguayo, que pareciera haberse asentado en la defensa del Millonario, fue el gol fortuito que convirtió tras un centro de Quintero y que le dio el triunfo a River, en una compleja cancha, para mantenerse en lo más alto de la tabla.

Deja tu comentario