El dia que Boca empezó a desaparecer

Lo que pasó el último fín de semana fue muy doloroso y es una herida que costará cicatrizar, pero de ahí a que me vengan a decir: «Te moriste el 23 de noviembre en Lima» justo ellos, que murieron en Madrid, pero que empezaron a desaparecer en noviembre pero no del año pasado, cuando le hicimos un gol sacando del medio. Fue en 2014 cuando nos convertimos en su peor pesadilla.

Después de casi 7 años, volvíamos a estar entre los 4 mejores equipos en un certamen internacional. Justo se nos cruzó nuestro ex clásico, que por ese entonces le gustaba jugar contra River ya que seguía festejando las eliminaciones del 2000 y 2004 (cuando no hablando del pasado). Sin ir mas lejos, la semifinal de la Copa Sudamericana 2014 se iba a definir entre River y Boca.

Aquellos duelos de ida y vuelta, primero en su cancha y luego en la nuestra, fueron los primeros de Superclásicos coperos de la era Gallardo. Pobrecitos no se habrán imaginado jamás todo lo que vendría después. El primer partido fue un inteligente 0 a 0, con mucha pierna fuerte y con mucha guapeza, si no se puede jugar, que ellos tampoco y así fue ninguno jugó y por eso el empate.

La revancha se jugó un 27 de noviembre y ese fue el dia que Boca se enfermó de algo que no se pudo curar nunca: «El River de Gallardo». Para colmo, la debacle fue lenta, primero le atajamos un penal a los 3′(Gracias Trapito y vos también Puma) y encima apareció el zurdazo mágico de Pisculichi que hizo vivir el fútbol en El Monumental. Le ganamos de principio a fin ese partido, obviamente después también nos trajimos la Copa.

El resto de la historia ya la conocen, con sus últimos años de vida, Boca festejó un clásico de verano, dos o tres torneos locales, una Copa Argentina robada y 500 dias punteros.

Que la abstinencia y la necesidad de festejos propios no te confundan boquita, acá el único que se empezó a morir en noviembre fuiste vos. Te mandan saludos y te recuerdan Piscu y el Muñeco.

Deja tu comentario