Quiere ser como papá

Lucas Martínez Quarta sufrió ayer un golpe en la cabeza por lo que tuvo que jugar el segundo tiempo con un gorro de natación, y a modo de imitarlo su hijo Bautista usó uno muy parecido.

Durante el transcurso de la primera parte en la victoria ante Estudiantes de Buenos Aires, el central Riverplatense tuvo que usar un gorrito como protección en toda la segunda parte del encuentro, y su hijo, en modo de acompañarlo, también se puso lo mismo.

Agustina Caniglia, mama del niño y pareja de Martínez Quarta, publicó en una historia en su cuenta de Instagram, una foto de Bauti sentado con la remera de River y con un gorro negro de lana Seguido de unas palabras: «Para que no llore porque se lastimó papá, nos pusimos el mismo gorrito».

Deja tu comentario