¿Vuelve un viejo anhelo?

El jueves en la conferencia de prensa donde estuvo presente Alejandro Dominguez, actual presidente de Conmebol, no solo anunciaron las sedes de las finales de la Libertadores y Sudamericana 2020, si no que también se refirió a una posible vuelta de la Supercopa jugada en los 80 y 90.

“Este torneo tendría dos etapas. La primera sería ida y vuelta. Y la segunda en una sola sede. Eso se va a tratar en noviembre. Se va a proponer. Se verá la viabilidad”, expresó el presidente.

En el torneo, jugarían todos aquellos equipos que hayan ganado, por lo menos, una Libertadores, es decir: 8 Argentinos (River, Boca, Independiente, Racing, San Lorenzo, Estudiantes, Argentinos y Vélez), 10 brasileros (Santos, Cruzeiro, Flamengo, Gremio, Sao Paulo, Vasco, Palmeiras, Inter, Corinthians y Atlético Mineiro) , Peñarol y Nacional por parte de Uruguay, Olimpia por parte de Paraguay, Colo Colo de Chile, y finalmente Liga de Quito, de Ecuador.

 

Dicho esto, de esta forma, tal torneo servirá como fase clasificatoría para el Mundial de Clubes, que como ya anunció la FIFA hace un tiempo, tendrá mas participantes.

 

Deja tu comentario