¡Feliz Cumpleaños Armani!

Tiene un año y medio en el club, pero pareciera que pasaron una eternidad, momentos que quedarán para siempre en la historia del club. El hombre que nos hizo olvidar de Barovero y que solucionó todos los problemas del arco hoy cumple 33 años. En poco tiempo ya se metió en la gloria eterna de la institución 

No hacía falta nombrarlo con la introducción, por supuesto que hablamos de Franco Armani. Nacido un día como hoy, hace 33 años en Casilda, provincia de Santa Fe. Comenzó su carrera en Ferrocarril Oeste, luego pasaría a Deportivo Merlo, club en donde dejó un gran recuerdo.

En un amistoso disputado en el 2010 entre los charros y Atlético Nacional, el arquero se lució y  el club colombiano puso la atención en el. Finalmente, se fue para el club de Medellín. Cuando empezó a ser titular, por el 2012, sufrió una lesión en el ligamento cruzado, que lo dejaría mucho tiempo afuera de las canchas. Pero volvería en el 2014 con la titularidad y conquistaría varios títulos, donde logró su máximo logro dos años después, consiguiendo la Copa Libertadores 2016.

En 2018, después de varios intentos fallidos, llegó a River con la díficil tarea de mantener la vara tan alta que había dejado Trapito. Su consolidación se dio ese famoso 13 de marzo de 2018, cuando el millonario vencía por 1 a 0 a Boca y tapó tres mano a mano que hubiesen significado el empate de los xeneizes. Después de una de sus atajadas, vino el gol de Scocco que puso el 2 a 0 que nos dio la Supercopa. Esa noche se llevó el premio de jugador del partido.

El millonario no venía jugando bien, le costaba ganar y ese partido significó la inyección anímica y el punto de inflexión para lo que vendría después. Sin embargo, a pesar de tener una actuación histórica, Franco seguiría dejandonos atajadas para el recuerdo. Con la mirada de Sampaoli (previo a Rusia 2018), el santafesino tuvo una actuación descomunal frente a Racing, gracias a sus salvadas el millo no recibió el empate y gano 2 a 0.

La siguiente atajada memorable ocurriría en los cuartos de final ante Independiente. En el partido de ida Gigliotti tuvo un mano a mano que parecía ser un gol cantado, (¡HASTA EL RELATOR EMPEZÓ A GRITAR EL GOL!), pero gracias a una excelente atajada de Armani, lograron mantener el arco en 0. Luego la banda ganaría por 3 a 1 en el Monumental la vuelta.

Luego en la final frente a Boca, cuando el partido estaba 2 a 2 y llegabamos a los minutos finales, Tévez habilitó a Benedetto y lo dejó mano a mano en lo que podía haber sido el gol de la victoria. Sin embargo el gran arquero achicó muy bien y le tapó de manera extraordinaria un mano a mano al 9 Xeneize.

Después de conseguir una Libertadores histórica, el golero no se conformó, y al igual que todo el equipo está obsesionado por la quinta Libertadores. Y ahora sumamos otro momento clave, los dos penales atajados frente a Cruzeiro en la definición por penales, que significaron el pase a semifinales por cuarta vez en la era Gallardo.

Ahora, gracias al equipo y a sus grandes actuaciones, el conjunto de Núñez tiene un 2-0 arriba frente a Boca en la semifinal y definirá en la Bombonera el martes ¿Se vendrá otra actuación memorable de Armani?

Desde River desde la Tribuna le deseamos un feliz cumpleaños al defensor del arco más grande del mundo.

Deja tu comentario