Pase a Semis con un gran fútbol

River ganó, gustó y le faltó un gol para completar el dicho. Venció dos a cero a Almagro en el Malvinas Argentinas con goles de Borré y Scocco.

En un partido lleno de jugadores que vuelven River ganó contundentemente y ya es semifinalista de Copa Argentina. Durante el mismo, el conjunto dirigido por Marcelo Gallardo llevó las riendas como nos tiene acostumbrados, atacando presionando y con esas transiciones precisas en velocidad, dejando casi sin trabajo a Armani que tuvo contacto con una sola pelota en el partido.

El marcador se abrió temprano, en el minuto siete Rafael Santos Borré tomó el rebote de un tiro que Ignacio Fernández estrelló con violencia en el travesaño e impuso condiciones. Ya con el resultado a favor, el conjunto millonario se encontró con espacios y buscó alargar la distancia, llegando a la segunda jugada más clara, donde Scocco no pudo convertir tras un mano a mano con el arquero Limousin, dando la pelota contra el primer palo.

En la segunda mitad, el equipo siguió mentalizado de la misma manera. Atacó y presionó, generando hasta una expulsión a los 46 minutos de juego. Ya con un jugador de más, el segundo gol estaba al caer y llegó de la mano de Ignacio Scocco en una jugada que demuestra toda la jerarquía y calidad del delantero para pararla de derecha y picarla con la pierna izquierda sobre el arquero de Almagro.

Como párrafo aparte dentro del partido tenemos las tan esperadas vueltas de Juan Fernando Quintero y nuestro capitán Leonardo Ponzio, quienes tuvieron participación y gran nivel. De Ponzio hubieron jugadas aisladas, dos remates desde la puerta del área más precisamente. Mientras que Juanfer estuvo constantemente en contacto con la pelota, dejó algunas perlitas como tacos y pases entre líneas, un tiro libre por abajo de la barrera, y un tiro libre desde casi el lateral del área que, en mi opinión, debía ser convalidado como gol.

Twitter: @AgustinCinti

Instagram: @aguscinti

Deja tu comentario