No nos van a doblegar

Una fecha particular de Superliga para el Millonario.

Bronca, esta palabra lo resume todo cuando pensamos en ¿Cómo el árbitro se puede equivocar tantas veces? ¿Inclinó la cancha? ¿Casualidad o causalidad? todos los hinchas nos hacemos este interrogante, reconocemos los errores propios, que Armani es humano y se le escapó mal un rebote, Paulo Díaz anda bastante desorientado y la paga caro, Martínez Quarta puede tener un desvelo, los delanteros no estar en su racha goleadora, pero molesta más el resto.

Se tuvo la pelota, se jugó bien por momentos, pero el protagonismo se lo llevó el que tiene las tarjetas y el silbato colgado del cuello una vez más, las que eran a favor nuestro no las vió, bajaron la pelota con la mano previo al penal que sentenció en favor del rival pero primó la «vista gorda» en los 90′ cobró lo que quiso se aprovechó cual abuso de poder para arrebatarnos los tres puntos frente a los ojos de todos los hinchas de forma impune, pero lamentablemente no sólo somos avasallados en la cancha.

Merlos no ve las cosas como son en el campo de juego, en los controles de seguridad aparecen los inadaptados a molestar al hincha genuino, nuestro folclore es violencia, los trapos no matan pero molestan parece, los revisaban y controlaban como si fueran peligrosos, esto sucedió en menos de una semana, adentro y afuera de la cancha nos quieren doblegar, queda a libertad de pensamiento de quien lea esto encontrar los culpables, pero no nos callemos más. Prometen hacerlo de nuevo, no lo permitamos.

Deja tu comentario