Ni el tiro del final

River jugó un mal partido ante Velez y perdió 2 a 1. El «Millo» pudo empatarlo pero «Nacho» Fernández falló un penal en los últimos minutos.

A pesar de todas las virtudes que mostró River a lo largo del ciclo Gallardo, también hay que decir que muchas veces la suerte jugó del lado del conjunto «Millonario» pero también hubo de esas noches fatídicas donde no salió una y la noche ante Velez de hoy habrá que sumarla a esa lista negativa.

Tampoco hay que desmerecer al rival, Velez jugó un gran partido e hizo su juego a la perfección: cortando y jugando rápido en un equipo donde todos corren y todos meten. Ese es un reflejo de lo que fue la primera parte, los dirigidos por Marcelo Gallardo no pudieron hacerse nunca de la posesión del balón y su rival aprovechó de gran manera esto, ya que la única chance de riesgo que tuvo la cambió por gol a los 38′ por intermedio de Nicolás Domínguez. Con este resultado de 0-1 el «Millo» se fue al descanso tras un flojo primer tiempo.

En el complemento River salió con otro ímpetu y se pareció más al que nos tiene acostumbrado y así llegó al empate por intermedio de Ignacio Fernández que tuvo que empujar la pelota tras un gran desborde de Martínez Quarta. Parecía que River iba a llevarse puesto a su rival. Sin embargo una desatención defensiva entre Gonzalo Montiel y Paulo Díaz, terminaron con el penal de Vélez que fue cometido por Franco Armani. El encargado de rematar fue Thiago Almada que no falló y puso en ventaja al conjunto de Liniers.

En el final del encuentro llegaría una chance inmejorable para que River empatara el encuentro, sin embargo esta oportunidad fue desperdiciada ya que Nacho Fernández falló un penal y dejó a su equipo con las manos vacías en un encuentro donde a River no le salió absolutamente nada (inclusive tuvo dos tiros en los palos).

Lo más preocupante más allá de la derrota, de local, es que hace más de un mes que los delanteros de River no meten goles y hoy no estuvieron ni cerca de convertir.

Deja tu comentario