Sabor Agridulce

Noche de Copa Argentina acompañando firme al Campeón de América.

Un escenario conocido, otra vez el Estadio Ciudad de Lanús, el Néstor Díaz Pérez recibía a nuestro equipo, el color de ambas parcialidades, la gente de Godoy Cruz puso lo suyo mientras los nuestros encendían la fiesta, adentro todo alegría pero en las calles corría sangre y dolor, algo que las cámaras no tomaron el instante preciso.

Otra vez el hincha genuino fue maltratado, ese que junta moneda por moneda para llegar a comprar una entrada y acompañar al equipo, el que trabaja todo el mes para darse el gusto de pasar junto a su familia un lindo momento para recordar, perdió contra los inadaptados de siempre y las medidas represivas impuestas por «operativos de seguridad», llamados liberación de zona y golpe al que por desgracia llega tarde o vive lejos.

Y en el juego se tradujo algo similar este sabor agridulce, se jugó bien, hubo técnica, dominio, pero faltó precisión, nos quedamos atragantados esperando gritar el gol, que dicho sea de paso el único gol fue convertido por el rival en su propio arco y mas de uno en el momento hasta incluso el mismísimo Paulo Díaz se lo adjudicó, pero el replay dejó ver al autor real.

Esta Copa Argentina se va cumpliendo paso a paso, pero el equipo no está siendo lo suficientemente prolijo, falta que imponer el sello, que los resultados no sean 6-0 y después al siguiente duelo no se convierta, se necesitan tiempos de  reflexión, buscar el horizonte allí volverá la prosperidad, el éxito al final del camino.

Deja tu comentario