Paraguay la próxima parada

La Ida, el VAR, las ganas, lo que se viene y el resultado puesto en el marcador.

Las noches de Copa Libertadores tienen su sabor particular, se volvió a jugar un jueves después de varias veces jugando los martes y las expectativas eran altas, la presión en la cancha ante un rival que tiene herramientas para complicar, nos ponían esa incertidumbre típico de la ida de un play off.

Comenzaba el partido, habían pasado pocos minutos desde que se escucho el «River mi buen amigo» que anunciaba la entrada del equipo al campo de juego, cuando sucedió la primera polémica,  planchazo a De La Cruz en el área, Víctor Carrillo va a al VAR y ¡Penal Para River! Nacho Fernández, dispara al arco de Carrizo con efectividad, inesperado, abrir el marcador tan temprano con un error semejante de parte del rival.

Pero las cosas allí no terminaron, River superó a Cerro Porteño, dominó, jugó, recuperó y controló todos los caminos sobre todo llegó por las bandas, mientras que el conjunto paraguayo tuvo algunas apariciones de avisos. Patadas, discusiones, se detenía el juego y reanudaba, un contexto que enfriaba las cosas pero el show debía continuar pase lo que pase.

En el complemento llegó la clave, pase de Suárez a Nacho Fernández, abrazo, festejo, 2-0 en el marcador, hasta que Carrillo recibe el mensaje por el intercomunicador, revisa la jugada y el gol es anulado porque la pelota chocó contra la mano de Suárez, increíble e imperceptible para todos los que vimos la jugada en el momento de la acción, pero la tecnología sentenció invalidar un gol.

Todo volvía al 1-0, Cerro buscaba igualar la serie y llevarse el gol de visitante pero todo quedaba en intentos hasta que Exequiel Palacios pisó el área y el arquero rival lo frenó en la corrida, razón por la cual nuevamente ¡Penal para River! Parecía una broma pero era realidad 2 penales en un mismo partido, ejecutó Rafael Santos Borré y puso definitivamente el 2 en el marcador.

Terminó el duelo con una victoria matemática, con «polémica por los tiros desde los 12 pasos», más allá de las críticas que hacen circular en redes sociales hinchas de otros clubes, trolls y medios, la realidad es que fueron bien cobrados los penales, el foul existió. Y el equipo hizo mérito para quedarse con la primer parte de la serie, llevando el control del duelo, imponiéndose con una nueva muestra de carácter y actitud.

La actualidad sólo deja en claro que ganar de local marca una tendencia, pero faltan los 90′ donde se define todo, el próximo destino es Paraguay, donde se escribirá el párrafo final de este capítulo porque las historias de Copa Libertadores son largas.

Deja tu comentario