Puntos Suspensivos

Volvió la Copa Libertadores, regresaron las noches de River.

Rituales y cábalas volvieron a decir presente anoche, el historial desfavorable en un costado y una realidad de once que entraban a la cancha a disputar el primer partido de una serie de 180 minutos, frente a Cruzeiro, anunciado como «la bestia negra».

Los primeros 45′ fueron de dominio absoluto, control y buena generación de juego, por lo que  parecía increíble las que no entraron, irse al vestuario con el marcador en cero era injusto, pero la lesión de Pinola empezó a condicionar un duelo que se emparejó en el complemento y los brasileños aprovecharon las que tuvieron.

Sobre el final se escribieron los puntos suspensivos, del extasis del famoso «penal para River» con el reciente recuerdo del duelo en Porto Alegre, a la agonía en el error de Suárez. El interrogante clave: ¿Por qué no pateó Pratto?  hoy sabemos las causas de la decisión, pero en el momento todos lo planteamos.

La realidad nos anuncia que restan 90′ en Belo Horizonte, no recibimos goles, pero tampoco convertimos, por lo que claramente es una página en blanco para rellenar, sin nada que revertir con todo para completar.

Deja tu comentario