Enzo Evangelista: “es bueno terminar bien el semestre, ¿no?”

(Incluye video) Con el Sol entre naranja, sinónimo de ocaso al aproximarse, se daba fin a la última fecha del torneo con el partido de la novena. A raíz de haber dado un increíble partido, ganaron a Patronato por 4 a 1.

Al finalizar el partido, los jugadores saludaron; dieron los buenos deseos de “buen viaje”, y fueron velozmente al sector tribunas y vestuarios del auxiliar. Atravesamos el sintético y Enzo Evangelista, jugador de la novena, transmitió su buena energía y predisposición para charlar con nosotros.

Cerraron un buen semestre y en lo futbolístico realizaron grandes cambios y tienen la mejor de las vibras para lo que viene a futuro. “El esfuerzo. Gracias a los preparadores físicos que nos hacen entrenar al 100% tuvimos un cambio de actitud físicamente y estamos todos muy motivados para seguir trabajando”, decía Enzo.

La cabeza es un factor clave en los encuentros, y no hablo de la técnica en juego, si no de los pensamientos; influencias previas y todo lo que pueda jugar en contra para disputar un partido. Evangelista agradece a los psicólogos y a ellos mismos, que en conjunto realizaron un gran trabajo. Dice no haber logrado algunos objetivos; “creo que en el segundo semestre vamos a mejorar en todo y vamos a poder tener uno mejor”.

De regreso al partido, el descuento de Patronato es definido como “una jugada medio rara” por Enzo; una desconcentración de ellos. “Nos costo, pero después pudimos arreglar esas desconcentraciones y meterle de nuevo y seguir el partido como si estuviera 0 a 0”, comentaba el jugador de la novena.

Luego de este partido, tendrán unos días libres y post, seguirán con los trabajos; “particularmente hay que seguir entrenándose pensando en lo que viene y no dar ventajas a los otros equipos”.

Para el, el equipo de Paraná dirigido por Augusto Priono, es un equipo fuerte. Que va a todas y no deja ninguna jugada perdida. “Tienen un entusiasmo por cada pelota notable, así que toca felicitarlos también”, relataba.

“Un envión en lo anímico. Creo que nos habíamos bajoneado un poco ya que no pudimos alcanzar la punta, pero siempre es bueno terminar bien el semestre, no?”, finalizaba Enzo, centrándonos más en su estado personal. Esas sensaciones particulares que sólo a el le pasan por su cabeza.