Garra, corazón, campeón

 La noche esperada que cerró con el broche de oro.

River salió al Monumental a imponer su estilo, le jugó a pura garra a un Athletico Paranaense que venía por todo, un resultado a favor y el sueño de levantar la copa estaba latente, la obsesión seguía presente.

Salieron a aguantar una serie de 180 minutos, creyeron que era fácil, ni en la peor de las pesadillas pensaron que el equipo de Marcelo Gallardo iba a resurgir una vez más. Muchas veces dijeron que:  «para bajar a este River hay que pegarle varias veces», intentaron hacerlo pero no pudieron.

Creímos en ellos, creemos en él, un Director Técnico que es un líder adentro y afuera del campo de juego, es el prócer que da un discurso de plegaria laica en cada conferencia de prensa y con tan solo unas palabras lleva calma a los millones que de este lado le brindamos apoyo incondicional, confianza a ciegas.

En los primeros 45 minutos, los jugadores demostraron en el campo de qué estaban hechos y que escuchaban el pedido de millones, respondieron como pudieron, los controlaron, Armani voló y la más complicada despejó, Nacho Fernández les sacudió el arco y los intentos al arco no los dejaron en paz. Para el complemento, sellaron la historia, el merecido premio a un equipo que dejó todo e hizo todo para ser campeón.

Momento dejavú, mano en el área de Lucho Gonzáles, Tobar va a revisar el VAR y penal. Todo muy mano de Bressan y posterior definición de los 12 pasos. ¿El final? Tapó el arquero el disparo de Nacho y entró de rebote, el único cambio al disparo letal del Pity de aquella noche en Porto Alegre, porque el resto de la historia coincide, es el gol que determinó el camino al título. Pratto puso el segundo y el tercer gol de Suárez, cual Pity Martínez en el  Santiago Bernabeu. Nada podía salir mal.

Este equipo Supercampeón tiene los condimentos necesarios para serlo, generó lo que muchos planteles no realizan va más allá del buen juego, se supera, reinventa y se homenajea así mismo, incluso actúa en bloque la hermandad del grupo, es comandada por el líder y los hinchas nos unimos a ese proyecto, literalmente vamos todos unidos, lo ganamos en las tribunas, en el verde césped, con los valores, rebeldía, coraje y por sobre toda las cosas sencillez cargada de ganas de ir por más.

Deja tu comentario