¿A qué nos vamos a acostumbrar?

Otra noche más junto al Campeón de América. 

Una derrota que nos llena de bronca, es la síntesis de lo sucedido anoche. Nuevamente se juega mal y son las atajadas desde el primer minuto de juego de Armani las que nos «salvan», no podemos seguir sufriendo, no nos vamos a conformar con esta situación, nunca una derrota conforma ni siquiera una victoria es para considerarla de ese modo.

Desde lo sucedido en Madrid, parece que todo entro en un letargo eterno, que los golpes son ignorados, nadie sale de él lugar común de: «ganamos la final más importante de la historia», «gracias a que ganamos en el Bernabeú jugamos este partido», y de esa manera no se avanza, es un lindo recuerdo, pero lamentablemente es pasado, que el árbol no tape el bosque.

El rendimiento irregular del equipo en condición de visitante, parece que ya es naturalizado bajo el: «Lo damos vuelta en casa» «Creamos porque tenemos con qué», es cierto que somos fuertes en el Monumental, pero tampoco se puede jugar con fuego constante, sabemos de los malos arbitrajes de los «errores» que nos cuestan títulos, no nos podemos confiar jamás, sabemos que los 11 que entran a la cancha van a dejar todo, pero tampoco se puede jugar con la suerte, los milagros no ocurren siempre.

No esperemos que Bressan la baje con la mano otra vez, o que una pelota detenida se meta milagrosamente en el arco y sea gol, son cuestiones circunstanciales, el destino ayudó podríamos decir, pero tampoco se puede apostar al azar constantemente hay que ser certeros, jugar bien ,volver a proponer, ser firmes, marcar la iniciativa, recuperarse, ser resilentes, hacer del dolor nuestra fuerza para renacer.

Minimizar: «solo fue 1-0», es un error fatal, se trata de una derrota que condiciona, sabemos como manejan una ventaja aunque sea mínima, los que van a tener que salir a jugar son los nuestros, ellos harán su sucio trabajo de siempre al cual conocemos, no caigamos en la trampa.

A la suerte hay que ayudarla, quedan 90 minutos para revertir la historia, hagamos las cosas bien defensores atentos, mediocampo firme, delanteros con precisión y llegaremos al objetivo, a eso nos tenemos que acostumbrar.

Deja tu comentario