Llega el domingo voy a ver al Campeón

El cantito suena siempre, pero los controles van arrebatando de a poco los sueños de los hinchas que desean ir en micros desde distintos lugares hacia el Monumental.

River es grande a lo ancho y a lo largo del país, y es el sueño de millones de hinchas poder conocer nuestra casa, vivir y sentir la adrenalina de noventa minutos a pura pasión, que aparte de los resultados son momentos que quedan grabados eternamente, pero el transporte es ahora una de las piedras en el camino a la hora de cumplir el deseo.

Las filiales de River, convocan y organizan transporte para acercar a los hinchas de los diferentes puntos del país, con el objetivo de asegurar ida y vuelta al Estadio en los días de partido. Con esfuerzo y perseverancia este trabajo, les brinda incluso seguridad a los mismos simpatizantes ya que pueden viajar junto a familiares y amigos evitando el transporte público que muchas veces al realizarse partidos de noche, no consiguen como volver a sus respectivos lugares por esta vía.

River desde la Tribuna, piensa en el hincha y quiere visibilizar esta problemática por esta razón habló con Gastón Voigt  representante de la Filial Brandsen (La Banda del Fondo), una de las agrupaciones afectadas por esta medida: “Nos enteramos que no podíamos entrar más los micros cuando yendo como siempre, había controles policiales en Capital capturando micros. En ese  momento habíamos safado porque  veníamos yendo por atrás para no entrar a capital ya que sabíamos que estaba pasando eso, pero una nos pararon y nos advirtieron así que ahí dijimos basta porque  íbamos a terminar con el micro secuestrado”, comentó.

La problemática, comenzó desde el año pasado cuando ya no dejaron que los micros pararan en cercanías del Estadio, zona de Ciudad Universitaria, Puente Labruna y por protocolo de las fuerzas de seguridad encargadas del operativo policial  se decidió que empezaran a ubicarse alrededor del Estadio a varias cuadras de distancia sobre las distintas avenidas. Pero la situación se agravó este año y terminó en la prohibición de los micros, como cuentan desde la filial.

Respecto a la Filial Brandsen, es un grupo de hinchas de la localidad ubicada al Noroeste de la Provincia de Buenos Aires,  que queda exactamente a 88 km del Estadio Antonio Vespucio Liberti. Hace siete años que organizaban los viajes teniendo en cuenta a socios y no socios, pero debido a estas medidas tuvieron que restringir la cantidad de personas brindando el servicio solo a socios y la misma situación la sufren otras filiales: “Ahora estamos Yendo en combi a la cancha, tengo gente conocida de otras filiales que le secuestraron micros. Así que hasta que no se normalice todo estamos yendo solamente socios y los no socios van a tener que esperar a que vuelva el micro para poder ir, ya que hay mucha gente que no tiene en que ir y en la combi no entramos todos”, aseguró Voigt.

El panorama, como lo describe el representante de esta filial, refleja la tristeza de todos los hinchas que ven coartado su derecho de poder movilizarse hasta el Monumental para alentar, por el sólo hecho de una medida que no le permite el ingreso a los micros.

Por: Perla Antonela Fernández TW:@PerlaAntonela96

Deja tu comentario