Hay despedida oficial nomás

Como lo establecía en una de las cláusulas del último contrato que firmó, Rodrigo Mora tendría el visto bueno de la dirigencia para realizar su despedida en el Monumental entre julio y agosto de este año.

Fueron pocos los ídolos del club que tuvieron la posibilidad de ser homenajeados por el club con un partido de despedida. El primero que tuvo ese privilegio fue el Beto Alonso. Doce años después fue el caso del urugayo Francescoli. Pasaron catorce años más para que le llegara el turno al Burrito Ortega de llenar el gallinero para que todo el estadio se emocione al verlo de nuevo y por última vez en la cancha. El último caso, fue el de Fernando Cavenaghi, en 2107, que quiso tener su fiesta de despedida.

Por su parte, Rodrigo Mora, tendría el visto bueno para tener una despedida como la de todas las leyendas mencionadas. En la última renovación de contrato que hizo Mora con el millonario, en una de sus cláusulas se estableció que en caso de que River fuera el último equipo en su carrera profesional, conseguiría un permiso para hacer un partido despedida, el cual debería realizarse con noventa días de anticipación a la fecha del evento para reservar el Estadio.  El deseo del uruguayo era la de cerrar su carrera en el club que tanto le dio y con el cariño de toda la gente que siempre lo acompañó, tanto en los éxitos como en los duros momentos que atravesó. Así es como Mora está realizando las gestiones para poder tener su tarde-noche soñada.

Por otro lado, según como trascendió, el evento se llevaría a cabo entre los meses de junio y agosto de este año. Su representante, Luis Smurra, comenzó a gestionar con la dirigencia del club la organización preliminar de la fiesta que Mora siempre quiso tener. El delantero de 31 años, jugó 182 partidos y convirtió 41 goles. A su vez, alcanzó con la banda 9 títulos (todos con Gallardo), entre ellos, dos de las cuatro Libertadores con las que ostenta el más grande de la historia.

Por: Bárbara Dattile

Deja tu comentario