“No nos podemos relajar”

El defensor del Más Grande contó lo que siente a un mes de ganarles a Boca la final más importante de la historia. Además le tiró flores a dos líderes del plantel y también a Marcelo Gallardo, con quien se siente muy agradecido.

Luego de un breve descanso tras la obtención de la Copa Libertadores y de participar en el Mundial de Clubes, todo el plantel millonario se encuentra en Punta del Este realizando la pretemporada para llegar de la mejor manera a lo que será el arranque de este año. Un 2019 que se viene bastante cargado, con Copa Libertadores, Recopa, Torneo Local y Copa Argentina.

“Gallardo te vive exigiendo. Cada uno sabe lo que representa River, el existimo que hay en la gente y tenemos dos líderes (Ponzio y Maidana) dentro del grupo que ganaron todo y aún así siguen tirando para adelante. Nos apoyamos en ellos, que nos marcan el camino. Cuando tenes un grupo tan unido te pones a pensar en cómo seguir mejorando y hacerte más fuerte”, aseguró Pinola.

Por otro lado, lució su barba platinada: “La cara arde muchísimo con la tintura, pero en un par de días se va rebajando y queda negra otra vez”, destacó el defensor que aceptó el reto de Lucas Martínez Quarta y Gonzalo Montiel.

Además contó que cada vez que tiene la posibilidad de ver la repetición del encuentro ante el eterno rival, lo hace: “Me quedo colgado a verlo porque es algo muy lindo. Ahí es cuando uno va cayendo más porque no te das cuenta. El otro día mi señora se enojó conmigo porque ella estaba acomodando algunas cosas, vi un segundo la tele y estaban pasando el partido y me quedé ahí. Y empezó: ‘¡pará, deja de ver ese partido!’, ja”, añadió el defensor.

El ex Rosario Central afirmó que irán por más: “Tenemos que buscar nuevos objetivos. Este club te exige mucho. Lo que se logró es insuperable. Aca te enseñan para que tengas una mentalidad de ganar todo. Por lo pronto tenemos que levantar en la Superliga”.

Por último hubo halagos para Marcelo Gallardo: “Siempre que pude le agradecí por haberme bancado. Creo que él también se daba cuenta que le ponía el máximo esfuerzo y que acomodarme era una cuestión de tiempo. Hoy me siento bárbaro, logré uno de los máximos objetivos que uno tiene desde chiquito y va a ser insuperable”, cerró el futbolista de 35 años.

Por: Ignacio Parretta
Tw: @nachitoo_carp

Deja tu comentario