Terceros del Mundo

Luego de caer en semifinales del mundial de clubes ante el Al Ain , River Plate se enfrentaba a su último partido del año y su rival era el Kashima. Con mayoría de suplentes el millonario buscará terminar esta competencia para volver a Buenos Aires y comenzar sus vacaciones pero además ser recibidos por una marea de riverplatenses.

Comenzó el primer tiempo y la diferencia entre los equipos era muy clara, la pierna situación de peligro fue para el millonario de la mano de Julian Álvarez que casi convirtió el primer gol. El conjunto de Marcelo gallardo manejaba la pelota eficazmente cosa que produjo una buena jugada entre Borre y nuevamente Álvarez, el primer gol parecía estar a la vuelta de la esquina. A los 6 minutos Borre quedó una vez más mano a mano con el arquero y sin intención lo golpeó pero afortunadamente para el equipo visitante no tuvo que salir su guardameta. En un córner para el kashima, la pelota parecía entrar pero Lux metió un manotazo Justo a tiempo, los problemas con las pelotas parada seguían siendo un problema.

Luego de la lesión, el equipo japonés había reaccionado para bien ovacionando diversas chances de gol que lo complicaban al millonario. Las buenas combinaciones entre Álvarez y Borre hacia ilusionar al River de 2019 en el que estos dos jugadores serían partícipes si todo sigue en marcha. A los 22 minutos el millonario tíro un centro y de milagro no entró al arco gracias al cabezazo en contra de los japoneses. Luego de eso el equipo visitante realizó el cambio de arquero para poder enfrentar el córner en contra. El recibimiento para el portero no fue el mejor ya que River tiro el centro y Zuculinni cabeceó al arco para que todos gritemos GOOOOOOOOOL , era el primero para los riverplatenses en el partido.

Apenar convertido el gol, River tenia en sus pies el segundo pero el arquero le tapó la chance nuevamente a Julian Álvarez que estaba muy activo en el partido. En un tiro libre a los 33 minutos, De La Cruz casi convierte el segundo gol remando al arco, el millonario era mucho más que se rival. El partido se había caído en cuanto al juego, parecía que River tenía controlado el encuentro defendíendo de buena manera las situaciones en conta que le ovacionaban. Antes de que termine el primer tiempo los japoneses Tuvieron una chance clara que produjo que la pelota diera en el travesaño. Tres minutos fueron los de adición que solo sirvieron para alargar el partido ya que pasado estos el juez dictaminó el final de los primeros 45 minutos donde River Plate le ganaba 1 a 0 al Kashima de Japón .

Comenzó el segundo tiempo y la primera ovación fue para los japoneses pero sin peligro, de la misma manera ingresaron al campo Quintero y Nacho Fernández para que salieran Moreira y Palacios. De la mano de De La Cruz precia venir un buen contraataque pero lastimosamente el jugador tomó una mala decisión y la pelota no fue a un compañero. River insistía con poder marcar el segundo gol más por la línea derecha que por la otra Banda, Quintero y Fernández trataban de darle más dinamismo y velocidad al partido. En una excelente jugada manejada por los jugadores millonarios, Borre remató al arco convirtiendo un golazo pero estaba todo invalidado a causa de una posición adelantada del jugador aunque desde lejos parecía estar en la misma línea.

Luego de una corrida fenomenal del millonario, la jugada no prosperó y le dio la oportunidad para marcar el gol pero Lux tapó la pelota correctamente para que no se empate el partido. A los 68 minutos se producía el último cambio en el Millonario, salía de la cancha De La Cruz e Ingresaba para jugar su último partido conos Banda “el loco” Pity Martínez. River manejaba la pelota cómodamente pero sin ampliar la diferencia, pero todo eso cambió cuando Álvarez le dio un excelentísimo pase en cortada al Pity que remató de muy buena manera para marcar el segundo GOOOOOOOOOOL y lo que quizá sea el último gol con la banda roja, gracias y perdón por tanto pity, más de uno te tiene que pedir perdón como lo estoy haciendo yo, superaste tus propias expectativas loquillo.

River era puro contraataque y ganas de más, cortaba el juego y salía rápidamente para completar su gol, la fluidez de los jugadores demostraba que este partido se jugaba de igual manera que los demás, en una de las pocas que se mentalizo el Kashima en adelantarse la pelota dio en el travesaño, no era el día de los japoneses.
Causalmente luego de esta ocasión, el rival del millonario Tuvo su tiro libre que nuevamente pegó en el travesaño, giño del azar. En la contra de esa jugada, Borre quedó mano a mano con el arquero que produjo penal millonario.

Fue el mismo Borre quien lo cambio por GOOOOOOOOOOL, era el tercer gol de noche riverplatense con la gente cantando sin parar y agradeciéndole a los jugadores por ganar nada más y nada menos que la final ante el eterno rival. Cuando precios que él partido estaba liquidado, el loco Pity pico la pelota en la línea del área para que la pelota baje exquisitamente y sellara de esa manera el año de River Plate con su firma y aclaración. Fue un ciclo magnífico para nosotros y no tenemos que reprochar nada, con trabajo, humildad, pasión y sacrificio demostramos ser el mejor equipo de América. Fueron emociones de todo tipo las que nos inundaron en el cuerpo durante este año, será hasta el 2019 y como diría el muñeco “vamos por mas”.

Por: Renzo Tevez  Tw:@renzo_tevez

Deja tu comentario