Confiamos, en piloto automático

No salimos del asombro de haber logrado la mayor hazaña de la historia, que como dijo Gallardo, “Lo que se consiguió será eterno y los jugadores serán reconocidos por siempre, pero no queremos dejar pasar esta oportunidad”. La primera parte de la frase genera esa sensación que recorre el cuerpo después de haberle ganado nada más y nada menos que a Boca una final de Libertadores, y así será, para toda la vida. Con el paso del tiempo, las próximas generaciones hablarán de esa fecha. Pero centrando el foco en la segunda parte de lo que dijo el Muñeco, demuestra esa ambición de ir por más.

A este cuerpo técnico le faltó ganar un torneo local y el Mundial de Clubes 2015. En esa competencia internacional era sabido que River se enfrentaba ante un equipo imposible de derrotar, con astros del fútbol, con Messi como líder, con Iniesta, Neymar y una defensa imbatible, pero ante todo con una idea de juego. Sin embargo, a pesar de que esa final tuvo el resultado esperado, el equipo tuvo su reconocimiento.

En esta oportunidad, el Millonario hoy tiene que debutar con un equipo que ha convertido 6 goles en dos partidos y nuestra defensa deberá estar más atenta que nunca. El Al Ain sin embargo también tiene una línea defensiva bastante permeable. Y es el primer paso para avanzar a la final, para continuar creyendo en Napoleón, que nos mal acostumbró desde aquella vez que fue a Porto Alegre y se metió en el vestuario para levantar el ánimo de los jugadores. Todo riverplatense sabe muy bien de lo que es capaz este cuerpo técnico y este plantel, y seguimos confiando en todos ellos.

Habrá que esperar a ver que pasa hoy frente al conjunto árabe, por lo pronto, seguimos disfrutando de la coronación que nos llevó a robarles el alma a nuestros primos, porque aún se puede apreciar ese duelo que porta en su rostro cada persona que viste una camiseta, una campera o un pantalón con el escudo de Boca. Todavía no me animé a decirles que les va a durar mucho tiempo más.

Por último, con los pronósticos que exhiben las casas de apuestas, colocan como claros favoritos en estas semifinales a River (pagan 8,50 al triunfo del Al Ain contra 1,36 del Millonario) y al Real Madrid (pagan 11 si gana Kashima Antlers, contra 1,22 si lo hacen los madridistas). En cuanto al conjunto merengue, en la actualidad, vive cierta similitud con el equipo de la Ribera. El plantel plagado de figuras, sufre desde la salida de Cristiano Ronaldo los problemas de vestuario por no tener un líder que los una como equipo. Ahí estará el desafío de Gallardo, de demostrar con un equipo como se podría vencer a un conjunto de individualidades. En ese caso, veremos los pronósticos de las casas de apuestas, pero en Napoleón confiamos todos. No vaya a ser que haga saltar la banca.

 

Por: Joaquín Ferrero

Tw: @jferrero20

Deja tu comentario