Primer entrenamiento en Madrid

El equipo del Muñeco realizó la primera práctica tras arribar esta madrugada en España y hubo una sorpresa.

Pasó el aluvión de los escándalos, tras la fallida final en el Monumental y la semana de negociación entre la Conmebol y los clubes finalistas, y llegó el momento de focalizarse en el partido más relevante de la historia del club. Con los ánimos recargados, el plantel comenzó los preparativos en tierras colonizadoras para disputar este domingo la vuelta por la Copa Libertadores de América, con la curiosidad de realizar la práctica a puertas abiertas.

En el atardecer europeo y mediodía argentino, con Pablo Dolce a cargo, los jugadores de River realizaron los primeros ejercicios de entrada en calor. El preparador físico trabajó en la concentración de los jugadores. Mientras ellos corrían, Dolce hacía sonar el silbato y los futbolistas debían agruparse de a cuatro. Quienes lo hacían último debían realizar flexiones de brazo. La sorpresa estuvo al ver a Ignacio Scocco trabajar a la par de sus compañeros, mientras Marcelo Gallardo, Matías Biscay y Hernán Buján hablaban a un costado del campo de juego, los futbolistas realizaron ejercicios de elongación en el centro de la cancha.

En otro rincón, Nahuel Gallardo de manera diferenciada practicaba con ejercicios de pelota. Pero, tras la entrada en calor, Scocco, comenzó a trabajar también bajo la mirada de Pedro Hansing, parte del cuerpo médico y kinesiólogos, del plantel. La exigencia sobre el jugador fue leve, trotó y pateó la pelota, pero fue el último en irse del campo de juego.

La idea del entrenador es exigir al delantero que se lesionó frente a Estudiantes, aquel 3 de noviembre y luego se resintió, para intentar tenerlo disponible el domingo. Habrá esperar con cautela.

Por: Joaquín Ferrero – Tw: @jferrero20

 

 

Deja tu comentario