Ladrones de ilusiones

No nos duele el dinero gastado o el esfuerzo realizado. No nos duele haber pasado semanas de sufrimiento sin poder dormir, a la expectativa de todo lo que estaba pasando. Viajar a Núñez 4 veces a la semana, de lejos. Que no se pueda retirar tu entrada; que no se imprimió; el calor; los nervios, lejos de tu vida normal.

Tampoco nos dolió que nos roben de una semana a la otra con los precios de las entradas, ni que personas sin corazón te esperen afuera del club para robarte el ticket de tu vida.

No nos dolió el permiso de trabajo, tampoco dejar a la familia en la provincia y viajar solos por un sueño. Muchos menos nos dolió cada centavo gastado por esto en el peor momento del país. Cada noche haciendo cola virtual para intentar sacar tickets, y menos que menos dolió dejar afuera a tantos hinchas de la posibilidad de comprar entradas en un sistema donde supuestamente había 17 mil entradas y fueron 2000 los que con suerte sacaron.

Ni se les ocurra pensar que nos dolió bancar 7 horas abajo del rayo del sol, sin comunicación y toda tu familia preocupada por saber si nos encontramos bien. Correr de los violentos, ver sufrir a mujeres, niños aterrorizados y el poder abusando de todos.

No dolió dejar el corazón en esta, ¿sabes que dolió? Dolió la falta de razón, de comprensión hacia nosotros. La falta de respeto y el poco interés de aquellos que por arriba de todo se quieren comer el mundo con el negocio. Dolió que a aquellos que cada tarde de domingo como es costumbre estamos, nos hayan dejado afuera, pero no afuera de un partido, afuera de un sueño. La falta de respeto a aquellos que juntos hacemos todo, el menosprecio de los que poco a poco venden la pasión.

No olvido jamás, nos lastimaron, y eso sí que dolió.

Por Franco Torres 

Ig: franconicolas_25

Deja tu comentario