River ganó y suma confianza para la vuelta contra Gremio

River ganó 1 a 0 y se lo notó con confianza para la vuelta contra Gremio.

Luego del duro golpe que los Brasileños le dieron a River en la semifinal de la Copa Libertadores, el millonario buscaba sacar el mejor resultado posible ante Aldosivi en lo que fue la décima fecha de la Superliga. Poco a poco nos están haciendo acostumbrar a estos horarios y días atípicos para la banda roja, ya ni me acuerdo un partido del millonario en domingo. Pero, en fin, la gente siempre va a estar pase lo que pase en un estadio excelente desde donde se lo mire.

Se hicieron las 15 y los equipos aparecieron en el capo de juego. Armani, Moreira, Lollo, Mayada, Nacho Fernández, Enzo Pérez, Zuculini, De La Cruz, Mora y Pratto era el 11 inicial para arrancar el encuentro. En los primeros minutos las situaciones comenzaban a llegar desde los dos lados, pero con mas profundidad por parte del local. River proponía juego de la mitad hacia adelante con un Mayada muy despierto y un Mora activo como delantero. A los 17 minutos, Martinez Quarta tiro un centro desde la izquierda para que caiga en los pies de De La Cruz que envió la pelota a las piernas del arquero marplatense, otra chance para el conjunto de Núñez.

El partido prometía por los dos lados, con buenas intenciones de parte de los equipos intentaban abrir el marcador, pero todavía el gol no llegaba. El funcionamiento millonario era adecuado y los buenos pases hacían que cada jugada tuviera su grado de peligro. Mediante un recupero de Moreira, el árbitro optó por cobrar falta y amonestar al paraguayo. Lo único que le faltaba a ambos era la última jugada, la etapa mas importante. Ninguno sobrepasaba al otro. A los 31 minutos del primer tiempo el muñeco realizo el primer cambio del encuentro. Se retiro a causa de una lesión en el posterior De La Cruz e ingreso el pibe Ferreira.

La tenencia de Aldosivi era mayor que en minutos anteriores lo que convertía el encuentro mucho mas lento. En los últimos minutos del primer tiempo las pelotas paradas le dieron jugadas de peligro al millonario, con una chilena de Mora mediante un centro, la pelota pasó cerca del palo derecho del arquero. Solo un minuto fue el de adición para que luego de pasado los primeros 45 para que el arbitro diera por finalizado el primer periodo del partido.

Comenzó la segunda mitad con un tiburón más efusivo y decidido a marcar que el millonario, pero ante una falta de Leonel Galeano (previamente amonestado), el jugador visitante se fue expulsado dejando a su equipo con 10 jugadores. Parecía que el gol tenia que venir de otro partido, y así fue. El pibe Ferreira se mandó una jugada de egoísta metiendo un auto pase para que le quede la pelota en su pie más hábil y pegándole al ángulo marco el primer gol de partido, que digo gol ¡GOLAZO DEL PIBE! Era lo que necesitaba el millonario para entrar en confianza, excelente lo del juvenil.

A los 18 minutos se retiró el capitán, Rodrigo Mora e ingresó para debutar en la primera millonaria Julián Álvarez, nacido en Córdoba. Unos minutos mas tarde, mediante una falta de Martínez Quarta, que desde mi consideración no fue para tanto, el defensor recibió la roja para salir del campo de juego. Inmediatamente ingresó Santiago Sosa para ocupar su lugar. El partido demandaba un gol mas del millonario, era lo primordial para estar mas tranquilos y llevar poco a poco el partido hacia nuestro lado.

River era mas que Aldosivi, pero sin embargo el tiburón buscaba empatarlo jugando por las bandas y saliendo de contra. Faltando poco para el final, el pibe Álvarez metió un bombazo que paso rosando el arco, los pibes demostraban que querían meterse de lleno en la consideración del DT. Cuatro mas fueron los adicionados por el juez, en medio de estos fue amonestado Zuculini. Ferreria seguía insistiendo en atacar al igual que su compañero de ataque. La ultima fue para Aldosivi, que desperdicio una jugada clave para poner el empate. De tomas maneras eso no fue así, el arbitro pitó y River Plate le gano 1 a 0 a Aldosivi. Desde ese momento donde el arbitro se llevo el silbato a la boca, los hinchas empezaron a corear el famosos ”Cueste lo que cueste tenemos que ganar”, y todos nosotros pusimos nuestra atención en lo que se vendrá el próximo martes, aunque creo yo, que ese nerviosismo ya estaba instalado mucho antes que este partido. Serán noches sin dormir, días con extremado nerviosismo, y en nuestra cabeza solo sonara “quiero la libertadores”.

RENZO TEVEZ @CAMPEONES1431

Deja tu comentario