El empate, denominador común

Venimos de una semana un tanto particular ¿No? Mirábamos hacia adelante y la parada era difícil, sin embargo, el River copero, nos dió otra alegría. Fiesta, goleada y pasaje a Cuartos de la Libertadores.

La deuda estaba acá, en la Superliga. 3 jugados, tres empatados y ¡0 a 0! Un arranque más que flojo. Y si, la victoria del Miércoles, nos hace olvidar un poco del papel en el Campeonato local, pero no debería ser así, River debe ser protagonista en todos los torneos en los que participa, por su grandeza e historia, además, somos el más ganador con 35 campeonatos locales, y hace rato que no alzamos ese trofeo.

Una sola modificación para salir al Nuevo Gasómetro respecto al equipo de jugó por Copa, Enzo Pérez afuera del 11 para que entre Ponzio. Esto, demostrando la conformidad de Gallardo, acerca del juego que mostró el equipo el Miércoles. Además, ratifica la dupla Borré-Pratto.

Poco duró ese 11 titular, a los pocos minutos de comenzado el partido, tuvo que salir Nacho Fernández por una molestia muscular, adentro Enzo Pérez. Cuando rondaban los 40′ minutos del primer tiempo, se rompió el 0 del marcador, de la mano de Juan Fernando Quintero, River ponía el 1 a 0. De la derecha hacia adentro, al mejor estilo Messi, utilizando a sus compañeros para abrir el callejón y pisar el área rival, abre el pie para ponerla junto al palo, belleza. La racha, sin convertir en la Superliga, se cortaba y nos íbamos al entretiempo más tranquilos. Ah, me olvidaba de algo, no faltó la atajada importante de Armani, cuando se cerraba la primera parte, contuvo un remate de Mouche sin dar rebote, y seguía sumando minutos a su valla invicta.

Para el segundo tiempo, mismo equipo. Tocó sufrir en alguna que otra jugada, sin embargo, no pasó a mayores. River, buscaba hacerse dueño de la pelota, a través de Palacios, pero le costaba. A los 33′ del segundo tiempo, San Lorenzo, lo empataba a través de Blandi, por un cabezazo y después de más de 950 minutos, le cortaban la racha de invatibilidad a nuestro gran arquero. La desesperación se hacía presente, no se podía dejar pasar 2 puntos, otra vez. Si sumamos, eran 8 que se dejaban pasar, en 4 fechas, y es mucho. Segundos antes, Gonzalo Martínez, había desperdiciado una situación clara, no fue para nada bueno su ingreso.

Nos quedamos con la mala sensación, una vez más de volver a empezar y seguir sin sumar de a 3 en la Superliga. Sumar 4 puntos, sobre 12, hace que preocupe y parece ser un nuevo torneo que se pondrá cuesta arriba y costará llegar a los primeros puestos. Ahora viene la fecha FIFA, y luego varios clásicos. Habrá que poner el chip copero, en el torneo local, y recuperar protagonismo, en este ámbito.

Por Erico Juricich / @EriJuricich7

Deja tu comentario