Vamos todos unidos, vamos no nos quedemos

Se viene, se viene. Estamos a horas del partido con Racing y los nervios no me dejan estar en mi lugar quieto ni un minuto más. La cabeza repasa cada instante de estas tres semanas desde que finalizó el encuentro en el Cilindro.

Miro el reloj y la hora no se pasa mas, el segundero pasa peor que si fuese un reloj de arena y mi ansiedad no me deja pensar en otra cosa, es necesario que lleguen las 19:30 y que la pelota empiece a rodar por el verde césped del Monumental.

Entro en toda red social para ver qué novedades hay, para canalizar todas las sensaciones que uno va teniendo y que van pasando por la sangre riverplatense. No alcanza twitter, facebook, instagram o la que sea para pasar todo este momento. La manija es demasiada y solo se baja viendo al millonario batallar ante la academia.

Pienso en el equipo y tengo mis temores también, por más esperanza y fe que tenga en este plantel. Ir a la guerra sin un cinco clásico, me pone en situación de mesura, y no porque Enzo Pérez no lo pueda hacer bien, al contrario, pero Ponzio hay uno solo y en su defecto Zuculini, pero con el tema de la sanción, Gallardo está haciendo literalmente malabares estos días para poder armar el once inicial.

La reclusión en Cardales trae buenos recuerdos. Siempre antes de un partido decisivo, el Mas Grande fue hasta allí y luego salió victorioso, por lo que es una buena manera de agarrarse a la ilusión y pensar que hoy puede ser nuestra noche.

Va a ser raro no tener al Muñeco en el banco. La loca CONMEBOL lo sanciono porque Pratto salió un minuto tarde en el entretiempo del partido de ida. Ellos se equivocan y encima lo paga un entrenador por 60 segundos de demora, que encima vaya a saber uno si es así o si se agarran de la situación para tapar un poco el Zuculini-gate y el macanon cometido por el organismo sudamericano en el mes de febrero y encima firmado por alguien que falleció.

Lo que venimos viviendo estos días, son solo circunstancias a las que hay que sortear y pasar. Las lesiones, el tema de Zucu, lo que haga o no Racing legalmente y demás, no es más que temas azarosos y obstáculos en el camino que debemos dejar atrás.

Estos jugadores nos dieron muchas alegrías y no hay motivo para no aferrarse esta noche. Juegue quien juegue, sea Scocco, el Pity, JuanFer, Enzo Pérez o Martínez Quarta en el medio, todo el hincha genuino de River sabe que se van a matar por pasar de fase y una vez finalizado, sea cual sea el resultado, no se les podrá reclamar que no hubo entrega.

Tenemos  con que ganarle a Racing. Faltan horas y solo quiero estar ahí en el hermoso Antonio Vespucio Liberti para alentar al millo. Porque hoy no puede faltar nadie, esto lo hacemos entre todos. Los jugadores, los hinchas en la cancha, el Muñeco desde un palco y cada persona que esté atento al partido sea donde sea, mediante radio, televisión, streaming o cualquier otro medio.

¡Hoy es el día River querido de mi corazón! Es el día que tienen que aparecer los goles y llevarnos una alegría inmensa a nuestros hogares. Gallardo sabe cómo pararse y ya dijo que “le gustan las difíciles” y todos creemos en el, en su reinvención y en su capacidad de sacar ese As de la manga, que nos haga delirar a cada hincha.

Esto no se logra solo, se logra en conjunto. Los futbolistas hacen su parte en el verde césped, pero nosotros desde la tribuna tenemos que desgarrarnos la garganta alentando hasta que no nos de mas para ayudarlos también. Vamos millonario querido. “Vamos todos unidos, vamos no nos quedemos”

Por: Nicolás Ezequiel Pozzi

 

Deja tu comentario