¡A casa!

Llegó el 9, ya quedó atrás el Mundial y el receso, para darle lugar al regreso de la competencia. Un mano a mano, pero no cualquiera, sino entre equipos Argentinos. Lo que siempre se quiere evitar. Gallardo – Coudet, ninguno sacó ventaja, y en el Cilindro fue empate.

El primer tiempo podría haber sido mejor de lo que fue para River. Situaciones sobraron, faltó precisión a la hora de resolver. Los espacios estaban y más de una vez, Gonzalo Martínez, recibió solo en 3/4 de cancha rival, pero el final de la jugada no fue el correcto. Lo llevábamos bien, hasta que Ponzio vio la primer amarilla por una falta a Centurión en mitad de cancha. A partir de ahí, uno de los pilares, debía ser más cauto a la hora de defender. Pero por una contra, dónde el equipo quedó mal parado, fue al suelo y luego de una confusión por parte del árbitro, amonestando a Palacios, en vez de al que había cometido la falta, Leo se fue expulsado por ver la segunda tarjeta amarilla.

Enzo Pérez, Bruno Zuculini, eran las variantes. Lo claro era que se jugaba con uno menos, un guerrero out, con 45 minutos por delante. El trámite se desvirtuó y el equipo debió replegarse a la espera de una contra. Un solo punta, Lucas Pratto. El panorama, era adverso ante un rival que podía lastimar mucho con sus delanteros. ¿Pudieron? No, Armani, contenía todo lo que intentaba ingresar a su arco. La valla en 0, cómo viene pasando últimamente.

Un empate sin goles de visitante, lo firmo. Claro, que siempre es mejor ganar, pero se define en nuestra casa, con nuestro público, los que ya agotamos en cuestión de pocos días, las 66.000 ubicaciones que se pusieron a la venta. Además, las series de 180 minutos, son la especialidad del mister y confíamos, en consecuencia, de lo que nos ha demostrado. No estará Ponzio, pero vuelve Maidana, dentro de la cancha claro. Porque afuera, estamos todos juntos, apoyando para una vez más superar una fase Copera ¡Vamos!

Por: Erico Juricich / Twitter: @EriJuricich7

Deja tu comentario