¡Gracias, Burrito!

Un día como hoy, pero hace cinco años, un ídolo de la institución Millonaria decía adiós ante miles de personas, en una despedida única para el hincha de RIver.

El 13 de julio pero de 2013, el eterno goleador Ariel Ortega, daba por finalizada su etapa en el club que lo vio nacer. Ante un Monumental completamente colmado, donde no entraba ni un alfiler, el Burrito como solían apodarlo futbolísticamente, decía adiós al fútbol y se retiraba de una manera única.

Esa tarde, el club de Núñez se vistió de fiesta y llevó a jugadores de todo tipo. Ese día, se jugó un partido homenaje, como se suelen hacer en las despedidas, y Ariel formó parte de los dos equipos.

Por un lado “los amigos de Ortega”: Nahuel Guzmán; Hernán Díaz, Roberto Ayala, Sebastián Domínguez, Juan Pablo Sorin; Juan Gómez, Víctor Zapata; Ariel Ortega, Enzo Francescoli, Javier Saviola e Ignacio Scocco. Ramón Díaz, a cargo de la dirección técnica.

Por otro “los amigos de River”: Leandro Chichizola; Paulo Ferrari, Guillermo Rivarola, Ariel Garcé, Nelson Vivas; Eduardo Coudet, Leonardo Astrada, Leonardo Ponzio, Marcelo Gallardo; Manuel Lanzini y Daniel Villalva. En este caso, Américo Gallego fue quien tomó las riendas del conjunto.

El encuentro de esa tarde noche, salió 8 a 2. Encuentro que no se pudo analizar obviamente, pero que juntó en la cancha varios ex jugadores, que volvieron a darle una alegría el público argentino.

¿El mejor momento? claramente, cuando Ariel Ortega tuvo la palabra junto a sus hijos, y entre un mar de lagrimas declaró: “Gracias a dios por hacerme hincha de River”. Acto seguido en que el Monumental se derribó en aplausos y cantos, para el goleador, que todavía sigue en nuestros corazones. ¡Gracias por tanto burrito!

Deja tu comentario