Por la puerta de atrás

Si alguien no sabe como irse de mala manera de un lugar donde es querido, sin lugar a dudas pueden preguntarle a Lucas Alario. Por culpa de él o bien por dejarse llevar por su representante, se va por la puerta de atrás y dejando mucho dolor y bronca en cada corazón millonario.

Me siento en una silla, mate de por medio, y me pongo a recordar los últimos momentos felices del Más Grande, y en todos esta Alario marcando un gol, dando una asistencia o matándose para bajar cada pelota. Un jugador con muchas aptitudes futbolísticas, pero que a la hora de manejarse fuera de la cancha en estos días se voló solo por el aire.

En una charla de confitería te encontras todas las opiniones. Algunos te dirán que esta bien y que era el momento para que se vaya, y otros mas dolidos que se dejó influenciar por su representante.

Yo me pregunto ¿Por qué hacer las cosas por detrás del club? ¿Qué necesidad hay de hacerse la revisión medica, firmar un contrato y posar con la remera del Bayer Leverkusen? La respuesta es similar en todos los casos: ninguna y no hay motivo para manejarse así.

Hoy en día los representantes son parte del lado “oscuro” del futbol, y obviamente buscan su negocio. Pedro Aldave no es la excepción a esto, pero hizo que el Pipa quede marcado de por vida con todo el mundo Millonario.

Verlo a Alario con la remera de otro club fue como que te despierten de un sueño profundo y del cual no queres salir. Un puñal de golpe y sin anestesia al corazón, a la ilusión, al pensar que iba a resignar una vez más los millones de euros para quedarse por la gloria. Pero no, decidió irse de mala manera, haciendo todo sin la autorización del club, escapándose. No era el momento adecuado, y el tren, en jugadores como lo es Alario pasa varias veces.

River está por encima de cualquier nombre y Gallardo sabrá como reinventar, una vez más al equipo. Duele la manera, la forma en la que todo suceda, y que el hincha genuino del club, el que se desvive por la camiseta realmente, el que sufre cada minuto de partido, se entere por los medios de comunicación de lo que sucede con el goleador del equipo, una figura muy importante en los logros obtenidos los últimos años.

Alario se va con esa deuda. Decirle a la cara a los hinchas porque decidió irse y cual fue el motivo para tal desmanejo que dejó mucha bronca dando vueltas. Deportivamente no se puede reprochar nada y desde ese lugar solo queda agradecerte Pipa por los momentos y los goles importantes que has hecho. ¡Mucha suerte!

Deja tu comentario