Dispersos

El Millonario viajó a Córdoba para jugar ante Talleres y perdió por 4 a 0 con un equipo repleto de juveniles y futbolistas con escasa experiencia.

Séptima fecha de la Superliga Argentina. River se trasladó a la provincia del Fernet y el cuarteto para disputar el partido ante la T en el Mario Alberto Kempes.

El Millonario se mostraba con un equipo totalmente alternativo, con cuatro debuts como el de Nahuel Gallardo, Augusto Aguirre y Kevin Sibille (en la etapa complementaria ingresó Cristian Ferreira).

El partido es difícil de analizar por el simple hecho de ser un equipo plagado de suplentes y juveniles, pero lo único que se puede desatacar es la floja respuesta que tuvieron los más ‘experimentados’ del once inicial.

Batalla, Rossi, Auzqui y Borré fueron los futbolistas de peor rendimiento en el encuentro que finalizó 4 a 0 a favor de Talleres.

De esta manera el equipo de Marcelo Gallardo perdió el invicto en la corriente Superliga Argentina y apunta los cañones al encuentro ante Lanús por la vuelta de la Copa Libertadores.

Por: Juan Lagos

Cuarto aniversario

La filial de Ramallo ya planifica los festejos de su cuarto aniversario en lo que se espera una gran fiesta millonaria.

El próximo 11 de noviembre a partir de las 21 horas se llevará a cabo la celebración del cuarto aniversario de la filial en el centro de jubilados Ramallo.

Se espera una gran fiesta millonaria con la presencia especial de Antonio Alzamendi además de la exhibición de copas.

Por ultimo, también habrá comida, bebidas y varios sorteos con una capacidad máxima de 500 personas.

Escrito por: Nicolas Vega

Sabiduri­a

El Millonario jugó el partido de ida de las semifinales de la Copa Libertadores de América ante Lanús y demostró su aplomo para combatir una instancia tan importante.

River logró la victoria por 1 a 0 ante el Granate en el estadio Monumental. La fiesta se hizo presente en el Antonio Vespucio Liberti con un gran marco de público y el cotillón preparado por la Subcomisión del Hincha, que se lució como siempre.

La Copa Libertadores de América, que es la obsesión de todos los fanáticos del Más Grande, generó las expectativas necesarias para que se entienda la importancia del partido y la paciencia que tenía que tener el equipo de Napoleón.

A la hora de hablar del juego empleado en el verde césped, el Muñeco entendió cómo había que jugar el encuentro. La desesperación y el nerviosismo de las tribunas nunca se contagiaron en los futbolistas que pudieron relucir su estirpe copera.

El primer tiempo pasó sin pena ni gloria, ya que el partido fue cerrado durante los 90 minutos de juego. Ya en la etapa complementaria, el Millo atacó con bravura y buen juego al arco rival y consiguió el agónico gol de Nacho Scocco luego de una buena jugada realizada con Nicolás de La Cruz y el Pity Martínez.

La vuelta será el próximo martes y La Banda sabe que se consiguió un excelente resultado, ya que se mantuvo la valla en cero, pero que aún falta mucho por ver y se dará todo en el sur de la provincia de Buenos Aires.

River y sus referentes siguen dando pruebas de su sabiduría y mentalidad ganadora para afrontar los partidos más importantes del continente.

Por: Juan Lagos

¡No pasan más las horas!

El reloj no pasa más: horas, minutos, segundos que son eternos hace semanas. Ya imagino el Monumental abarrotado, dejando la garganta para alentar al millonario en una nueva semifinal de Copa Libertadores ante Lanús, a tan solo cuatro pasos de la gloria.

Son días complicados, intensos, nerviosos, para el hincha millonario. Ya pasaron las malas fechas de la Superliga, o el triunfo ante Atlanta por la Copa Argentina. Ahora el objetivo es uno y es la obsesión de todos, hinchas, jugadores, cuerpo técnico y dirigentes: la Copa Libertadores.

Desde aquel 21 de septiembre que esperamos el ansiado 24 de octubre. Sabemos que nos toca de local en la ida, pero el Monumental y en noche de copa, poco entiende de localias, sino que son pasos para acercarnos a la gloria, a poder levantar ese trofeo y viajar a Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos), a codearnos con las máximas estrellas del mundo del futbol.

Miro el reloj y es una hora, la vuelvo a mirar y pasaron minutos nomas. La ansiedad empieza a recorrer mi sangre riverplatense. Busco informaciones de quienes serán los titulares de Napoleón, intento matar el tiempo con algo, pero hay algo que es inevitable: necesito que lleguen las 19:15 horas de mañana martes y que el árbitro brasilero haga sonar su silbato para que dé comienzo esta semifinal.

Aparte miras los informativos y te enteras que el paraguayo Moreira se desgarro en una práctica y se pierde este momento clave. Que arranque significa que no va a haber más bajas ni lesionados que ayuden a sumar más problemas a la cuestión.

Cuando gira la redonda, los nervios se empiezan a canalizar o no, pero en la cancha, por la tele o escuchándolo por radio, sabes que hay millones de almas en todo el  mundo para bancar ese momento. Viviendo el futbol como lo vive uno, mordiéndose los dientes, comiéndose las uñas.

Todos confiamos en el Muñeco y sus soldados, sabemos que los muchachos que jueguen van a matarse en la cancha. Piensen en  todos, hagan el pase más simple, siempre a uno nuestro, jueguen y hagan jugar como ustedes saben: de la estrategia impecable de Gallardo a la práctica en el verde césped. Transpiren la camiseta y dejen hasta la última gota de sudor en cancha, que afuera en casa, en las tribunas y desde donde sea va a haber millones de personas dejando la vida alentándolos.

Arranca la ida de la semifinal de la gloriosa Libertadores, estamos a unos pasos de conseguir ese hermoso objetivo y con Napoleón en el banco todo es posible. En River, en Lanús y en donde jueguen siempre los vamos a alentar y a acompañar muchachos. Es mañana! Es el martes que viene y es siempre, porque la remera de River lo pide. Vamos todos juntos, Vamos todos unidos…  ¡Aguante River!

 

Escrito por: Escrito por: Nicolas Pozzi |

 

 

Felices los cuatro

El Millonario jugó el partido de ida de las semifinales de la Copa Libertadores de América ante Lanús y demostró su aplomo para combatir una instancia tan importante.

River logró la victoria por 1 a 0 ante el Granate en el estadio Monumental. La fiesta se hizo presente en el Antonio Vespucio Liberti con un gran marco de público y el cotillón preparado por la Subcomisión del Hincha, que se lució como siempre.

La Copa Libertadores de América, que es la obsesión de todos los fanáticos del Más Grande, generó las expectativas necesarias para que se entienda la importancia del partido y la paciencia que tenía que tener el equipo de Napoleón.

A la hora de hablar del juego empleado en el verde césped, el Muñeco entendió cómo había que jugar el encuentro. La desesperación y el nerviosismo de las tribunas nunca se contagiaron en los futbolistas que pudieron relucir su estirpe copera.

El primer tiempo pasó sin pena ni gloria, ya que el partido fue cerrado durante los 90 minutos de juego. Ya en la etapa complementaria, el Millo atacó con bravura y buen juego al arco rival y consiguió el agónico gol de Nacho Scocco luego de una buena jugada realizada con Nicolás de La Cruz y el Pity Martínez.

La vuelta será el próximo martes y La Banda sabe que se consiguió un excelente resultado, ya que se mantuvo la valla en cero, pero que aún falta mucho por ver y se dará todo en el sur de la provincia de Buenos Aires.

River y sus referentes siguen dando pruebas de su sabiduría y mentalidad ganadora para afrontar los partidos más importantes del continente.

Por: Juan Lagos

»Copiamos todo de la primera»

El Uno más Uno de River desde la Tribuna, tuvo la oportunidad de hacer un mano a mano con Kevin Sibille, que actualmente se encuentra jugando en la reserva del Millonario.

Aunque juegue en la línea del fondo, eso no significa que todo deba ser pelotazos y cabezazos para despejar: “Por mi puesto me toca defender, pero también me gusta salir jugando”, aseguró el juvenil.

Con la idea de que los de la Reserva estén listos para dar el salto a primera, se busca reflejar el estilo de juego que Gallardo expone en el plantel de primera: “En la Reserva se trata de copiar todo lo que hace la primera, es la línea que nos bajan”. Agregó también: “Al tener la oportunidad de entrenar con la primera, tuve el honor que Marcelo me marque cosas para mejorar”

En relación a sus referentes, el defensor tiene estilos de juego muy marcados: “Maidana es mi referente en River, pero también me gusta la prolijidad de Mammana”, aseguró el joven futbolista.

Finalmente, pícaramente respondió a la pregunta del millón: “Entre ganar la Copa del mundo y la Libertadores; Elijo ganar la Libertadores, pero jugándola yo”, finalizó.

Mama mía

El Millonario empató un partido increíble en el estadio Monumental y sigue regalando puntos importantes a futuro.

Sexta fecha de la Superliga Argentina. River se enfrentaba a Atlético Tucumán en el día de la madre en el Antonio Vespucio Liberti.

Pese al día especial de las madres Riverplatenses, el hincha de La Banda acompañó en un nuevo partido de los dirigidos por el Muñeco Gallardo en casa.

River tuvo un primer tiempo parejo pero débil a la hora de enfocar y profundizar los ataques propuestos por el mediocampo Millonario.

La primera parte pasó sin pena ni gloria ya que los dos equipos no lograron encontrar buenos funcionamientos y de esta manera no llegaron con grandes jugadas en el área rival.

Ya en la etapa complementaria el Millonario, que paró un equipo suplente en cancha, salió con gran furia y bravura para conseguir los tres puntos. Primero Casco y luego Santos Borré anotaron dos goles rápidos y así ponía el 2 a 0 a favor de La Banda.

Pese a dicha ventaja, el equipo de Gallardo se durmió, con gran incidencia en el cambio que protagonizó la salida de De La Cruz, figura del partido, y Atlético Tucumán aprovechó con efectividad el poco nivel defensivo del Millo.

Primero la Pulga Rodríguez, con un grosero error de Alexander Barboza, colocó el descuento y después Ismael Blanco marcó el empate definitivo en el encuentro.

River dejó pasar otra oportunidad de oro para mantenerse en los puestos de élite de la Superliga Argentina. Tres empates consecutivos en la competencia, recambio obligado por la búsqueda de la triple corona, y muchas conclusiones por sacar.

Lo cierto es que el Millonario ya piensa en el duelo ante Atlanta por la Copa Argentina y luego vendrá el enfrentamiento vs Lanús por Copa Libertadores de América.

Por: Juan Lagos

Fiesta de Nachos

El Millonario logró alzar una nueva copa bajo el mando de Marcelo Gallardo y festejó una vez más a fin de año.

El bicampeonato de la Copa Argentina es un bálsamo que trae tranquilidad a esas almas que se encontraban abatidas por los últimos resultados que consiguió La Banda.

Lo cierto es que la copa a nivel local no era el objetivo principal, ese por el cual todos soñaban y se ilusionaban con ganar, pero dada las circunstancias, se convirtió en un trofeo más que necesario de levantar.

El Millonario jugaba ante Atlético Tucumán la final en Mendoza bajo un marco de público impresionante.

A la hora de analizar el juego es difícil de resaltar los atributos que le habíamos encontrado en el pasado a éste equipo pero solo un momento se puede señalar: ganar.

Buen juego esporádico pero las mismas distracciones defensivas que siguen desvelando a los hinchas. La participación de Enzo Pérez en el partido resultó clave ya que acompañó de manera extraordinaria a Nacho Fernández y el Pity Martínez.

Los goles en la victoria por 2 a 1 ante el Decano los marcaron el infalible Nacho Scocco y en la etapa complementaria Nacho Fernández.

La séptima copa bajo el mando de Marcelo Daniel Gallardo quien descansará y seguirá manejando los hilos de un equipo que necesita encontrar el rumbo para tener un 2018 lleno de glorias.

Escrito por: Juan Ignacio Lagos / tw: @JuanLagos17

Lola

(Incluye Video) En cada partido que juega el Millo la gente asiste masivamente, el hincha lleva consigo su trapo, algo que lo caracteriza, que lo identifica y lo une aun más por la pasión Riverplatense, en esta oportunidad le toca a Facundo hablar de su hija Lola.

Hace once años que el trapo acompaña a Facu a todos lados, en cada encuentro Millonario, Lola está presente: «Mi nombre es Facundo soy el dueño de la bandera Lola, la empecé hacer en el 2005, un partido de River contra Defensor o Peñarol, en Uruguay».

«Es mi hija, que a los 9 meses falleció, está en el cielo y en el momento que la hice y la llevé a Uruguay, pasaron ocho o nueve meses de llevarla de local siempre esta en el mismo lugar que es por donde salen los jugadores de River, en la Sivori Baja. En un momento no la iba a traer más, pero cuando pasó esto me dije empezar hacerla, me hice dos, una con la cara y ahora tengo otra de siete metros y no faltó nunca más», comentó Facundo.

Cuando La Banda recorre otros estadios, Lola nunca falta: «De visitante cuando íbamos, cuando se podía ir de visitante acá en Argentina la llevábamos pero como somos un grupo que nos quedamos a comer asado y a tomar algo, siempre llegaba tarde y para poner la bandera tenes que ir temprano. De local no falta nunca, de visitante la llevo, cuando jugamos afuera, ahora gracias a Dios empezamos a jugar otra vez afuera, la llevé a la final en Colombia contra Nacional estuvo».

«Anécdotas tengo miles, la traigo enrollada porque la policía no me deja entrarla. La colgamos en la Sivori Baja por donde salen los jugadores, que está el vestuario. La de Lola desde el 2005 la cuelgo ahí, tengo mi lugar, siempre ahí», comentó el dueño de la bandera.

Facundo, es uno de los tantos fanáticos que lleva consigo el trapo a todas las canchas a donde concurre, a donde juegue River, Lola estará ahí, flameando junto al resto de las tantas banderas que le da un colorido y un marco único, al maravilloso Estadio Monumental.

River no descansa

El Millonario logró una contundente victoria ante Defensa y Justicia por 3 a 0 y avanzó a los cuartos de final de la Copa Argentina.

Octavos de final de la copa doméstica que tanto le cuesta al resto, pero que La Banda continúa con la senda de victorias implacables para alcanzar un título más.

Varias bajas provocaron a que Marcelo Gallardo frotara la lámpara una vez más y reemplazó a Jorge Moreira, Milton Casco, Enzo Pérez, Nacho Fernández y el Pity Martínez por Gonzalo Montiel, Marcelo Saracchi, Ariel Rojas, Nicolás De La Cruz y Rafael Santos Borré.

El Millonario tuvo un gran marco de público en Formosa, como a cada provincia que visita el Más Grande, y el apoyo se sintió desde el minuto cero.

River aprovechó las desatenciones ofensivas de Defensa y Justicia y en la primera ya tuvo un penal a favor por una grosera mano cuando Nicolás De La Cruz se perfilaba para rematar.

Nacho Scocco tomó el balón y ejecutó a la perfección, una vez más, el penal a favor del Millonario.

Ya con la diferencia en el marcador, River se impuso en el juego también y en una jugada individual del 32, con una definición exquisita por encima del arquero, lo que provocó el segundo gol de La Banda y de Nacho Scocco.

El goleador del Millo, que cuenta con 11 goles en 11 partidos oficiales disputados, es el reemplazante de Lucas Alario y Sebastián Driussi a la hora de definir y por el momento viene cumpliendo a la perfección.

El 2 a 0 calmó las aguas del encuentro que tuvo a un River dominante y un Halcón que no encontró nunca su fútbol tan renombrado, y cada vez que contó con alguna oportunidad, se vio las caras con el León Ponzio, Jonatan Maidana y también en las manos del seguro Germán Lux.

En la etapa complementaria, con los tres cambios efectuados en el campo de juego, los ingresos de Rossi, Palacios y Andrade, por De La Cruz, Rojas y Borré, el Millo continuó con la senda de buenas conexiones pese al mal estado de juego y trajo su premio.

A cinco minutos de finalizar el encuentro, tras una buena jugada del Millo, la pelota le quedó a Exequiel Palacios que definió de una y marcó el 3 a 0 y su primer gol en su carrera.

De esta manera, a pura emoción por el juvenil, River se retira de Formosa con el pase a cuartos de final de la Copa Argentina y espera rival. El Millo sigue con la famosa triple competencia y se luce más y más.

Por: Juan Lagos