Resaca

El Millonario se enfrentó a Argentinos Juniors luego de la histórica victoria ante Jorge Wilstermann por 8 a 0 y se notó el desgaste que implicó el partido de Copa Libertadores.

Cuarta fecha de la Superliga Argentina. River debía jugar ante el Bicho de la Paternal en el estadio Antonio Vespucio Liberti, luego del vendaval que representó la clasificación a las semifinales del torneo internacional más importante de América.

El partido ante Argentinos Juniors representaba un encuentro de importancia por el hecho de mantenerse a tiro de la punta en el torneo doméstico y así, seguir por la senda de buenos resultados tanto en el plano local, como el internacional.

Marcelo Gallardo armó un mix de titulares y suplentes, salvaguardando a futbolistas experimentados como Jonatan Maidana y Leonardo Ponzio. En su lugar, ingresaron al campo de juego Alexander Barboza Ullúa e Iván Rossi.

A la hora de analizar el juego que mostró el Millonario la verdad pocos momentos hay para elogiar por parte del equipo del Muñeco. Algunos destellos del Pity, de Enzo y también las participaciones sorpresivas de Nacho Fernández, hicieron que la gente se ilusione.

El primer gol llegó a favor de La Banda con un penal claro y bien cobrado por Abal que se encargó de ejecutar el 10 de River que estrelló el balón en el palo izquierdo y la pelota ingresó tras el rebote en el poste.

Luego de marcar la diferencia en el marcador, el equipo de Napoleón tuvo algunas chances para estirar la ventaja pero no lo logró y el empate del Bicho llegó tras un error de Montiel que supo capitalizar el conjunto visitante.

El resto del partido estuvo teñido de cansancio, confusión y falta de efectividad. El encuentro terminó en empate y River pierde el primer puesto en el torneo, pero que aún le falta mucho.

River, como dijo Gallardo, no se pudo sacar la resaca del partido del jueves ante Jorge Wilstermann, y vale la pena rescatar que en ese encuentro el Millo jugó un partido brillante y desgastante.

Por: Juan Lagos

Deja tu comentario