Te parto en ocho

El Millonario logró la hazaña de la mano del gran Napoleón y avanzó a las semifinales de la Copa Libertadores, después de ganarle a Jorge Wilstermann por 8 a 0, sí, dije bien, ocho a cero.

Cuartos de final de la Copa Libertadores de América. River enfrentaba a Jorge Wilstermann, de Bolivia, en el Antonio Vespucio Liberti que sabía la responsabilidad e importancia de un marco Monumental para demostrar lo que es La Banda.

El hincha entendió su rol a la perfección. La gente acompañó al Millonario en todo momento, en la previa, con la expectativa y la confianza, y en el recibimiento que estremeció a cualquiera fanático porque se vio a una hinchada que no solo acompañaba, sino que creía.

Será por esto que el equipo salió de la manera que salió a la cancha, no lo sé la verdad, pero lo cierto es que La Banda caminó la misma ruta para llegar a la semifinal gracias a un partido alucinante de Ignacio Scocco, que tuvo su noche de gracia y convirtió cinco goles.

A la goleada se le sumaron un gol de Nacho Fernández, dos de Enzo Pérez, el segundo con una jugada individual que rompió todos los esquemas y sentenció una noche dorada.

Lo cierto es que el Millonario, con Napoleón a la cabeza, sigue soñando, sigue teniendo metas a futuro que podrán ser alcanzables o no, pero la convicción desde el timonel hace que todo el pueblo Riverplatense y jugadores del Millo se ilusione con un objetivo más.

Por: Juan Lagos

Deja tu comentario