¡Vamos los pibes!

El Millonario jugó en San Martín en San Juan y tuvo un partido cargado de emociones con algunas apariciones interesantes desde la cantera del Más Grande.

Tercera fecha de la Superliga Argentina. River se enfrentaba al Verdinegro en su casa con mucho recambio, ya que el jueves jugará ante Jorge Wilstermann por los cuartos de final de la Copa Libertadores de América.

Los nombres más importantes en el once inicial eran Batalla, Moreira, Rossi, Rojas, Borré y Auzqui, futbolistas con un puñado de partidos en el Millo pero que fueron vitales para la victoria.

Si hablamos de los pilares en los cuales se encumbraron los saldos positivos de La Banda, también se deben agregar a Marcelo Saracchi y Exequiel Palacios, que tuvieron muy buenos momentos en los 90 minutos de juego.

A la hora de hablar del partido en sí, River tuvo muy buenos minutos en la primera etapa. Conexiones claves entre Rojas, Auzqui y Borré provocaron que el Millo lograra la ventaja en el marcador rápidamente.

En el primer gol, tras un rebote que quedó boyando fuera del área rival, tuvo a un lúcido Ariel Rojas que descaró a un toque el balón a Carlos Auzqui que metió un pase preciso para que Borré la tenga que empujar a la red.

Ya con la ventaja en el marcador River continuó con un buen flujo de fútbol y siguió lastimando al rival que buscaba llegar al arco defendido por Batalla. La Banda logró ampliar el marcador luego de un excelente pase de Exequiel Palacios, que encontró a Carlos Auzqui rompiendo entre los dos centrales rivales y definió a dos toques para poner la ventaja a favor del equipo de Napoleón.

Desde ese gol el Millo se apagó en su juego y el elenco local presionó hasta llegar al descuento luego de una serie de corneres que tuvo como actor principal a Barboza que cabeceó contra el arco defendido por Augusto que nada pudo hacer, para que luego la pelota entrara lentamente mientras Auzqui trataba de alcanzar una pelota imposible de sacar.

El entretiempo dejó al hincha pensando, pero con buenas sensaciones con respecto al juego mostrado en San Juan. La etapa complementaria, en donde se vieron cambios con jugadores debutantes, y el ingreso de Tomás Andrade que tuvo buenos atributos al atacar por su costado.

El Verdinegro contó con varias oportunidades de gol para empatar el partido pero no lo logró gracias a grandes cortes de Gonzalo Montiel y también con atajadas de Batalla que se mostró seguro.

Sobre el final del encuentro, una pelota capturada por Marcelo Saracchi en tres cuartos del campo de juego que vio con buen instinto al debutante Pizzano que logró marcar el tercer gol de River y además su primer gol en la primera del Millonario, un momento que será imborrable en su memoria.

La victoria representa calma y libertad para poder pensar, analizar, y sentir el partido del jueves ante Jorge Wilstermann por el torneo internacional que nos tiene a todos en vilo.

Por: Juan Lagos

Deja tu comentario