Me van a enfermar

Abro las páginas de los diarios, navego en internet, escucho los programas deportivos radiales partidarios y no partidarias, y ahí está siempre la misma noticia, que no la quiero ver: el pipa se puede ir al futbol alemán.

Cada mercado de pases es siempre lo mismo. Se sabe que los grandes europeos vendrán a la carga por Alario, pero uno quisiera que se congelara el tiempo y eso nunca suceda.  Cuando ayer en conferencia de prensa esperaba que apagues nuevamente el incendio, como ocurrió en su momento con el futbol chino, fue todo lo contrario esta vez. Te interesó la oferta, la vas a escuchar, analizar si a las dos partes les conviene, y de nuevo la incertidumbre de no saber que va a pasar con vos tan próximo a arrancar un nuevo camino en el futbol local.

El futbol alemán es mucho más competitivo que el de China, sin ningún lugar a dudas. Y los euros tientan mucha más esta vez, eso lo sabemos. Anoche pareció haber un alivio al saber que River no lo negociara, y al Bayer Leverkusen solo le queda ejecutar la clausula de recisión del delantero (18 millones de dólares netos), pero las declaraciones a la prensa no ayudaron. Escuchar a cada periodista hablar del tema, era como una puñalada al corazón, a la ilusión, al pensarte en el césped de Núñez en cada encuentro, en cada noche de copa. Es imposible no relacionarte con los partidos más memorables e importantes de estos últimos años.

Como no recordar aquella noche de Copa Libertadores 2015 en Asunción, partido chivo, peleado, trabado y encima perdiendo 1-0 con Guaraní y al borde de poder ir a penales y que el mayor sueño riverplatense se esfumara una vez más. Pero no, ahí estabas vos Lucas para definir muy bien tras el pase de Viudez, poner el empate, sellar la clasificación a la final y hacer delirar a todo el mundo millonario, tanto los que estaban en Paraguay, como los que alentaban desde cada una de sus casas. Desde ahí surgió un enamoramiento de las dos partes, ese que jamás se rompe pase lo que pase.

Es una oportunidad muy tentadora, pero la angustia de cada corazón millonario desde el martes por la noche que se supo esta información es mucho más grande. Todos queremos que triunfes, pero hoy te necesitamos acá con nosotros, para el torneo, para la Copa, para todo lo que juguemos, ya que sos el jugador de los goles importantes, y en cada partido lo demostras. Si Alario se va, ¿Que hacemos? Esa respuesta nos la dará el Muñeco en breve cuando se defina el futuro del jugador. El club está por encima de cualquier nombre, pero hoy en día el delantero es muy importante tanto dentro como fuera del grupo.

Y ahora te hablo a vos Pipa querido, sos una de las banderas de este River, no te vayas, quedate por favor, gritar los goles en el Monumental es algo único y tenes a todos a tu favor, nadie puede discutirte, silbarte o decirte algo feo. Es imposible que te quedes de por vida, sería muy ingenuo si así lo creyera, pero hacenos delirar con tus goles con el manto sagrado un tiempo más, la posibilidad europea la vas a seguir teniendo. Mientras tanto cada riverplatense espera con ansias enterarse de que te quedas, que volves a resignar los euros de Europa, para triunfar en el más grande e ir por el logro mayor: levantar la Copa Libertadores de América.

Escrito por:  Nicolas Ezequiel Pozzi  |

Deja tu comentario