No perder el eje

El arquero mantuvo con vida al Millonario en Paraná y como premio, River cosechó los tres puntos más que necesarios por la Superliga Argentina.

Franco Armani es el mejor refuerzo del corriente mercado de pases hasta el momento. Grandes atajadas, voz de mando, presencia en cada tiro libre rival y claridad a la hora de tomar decisiones.

En la noche húmeda de Paraná, River cortó una racha de seis derrotas consecutivas de visitante y así sumar confianza para el partido del miércoles, la gran final.

El nivel futbolístico otra vez careció de talento y lucidez. Pequeños destellos de Juan Fernando Quintero, el esfuerzo de Rodrigo Mora y la gambeta del Pity Martínez, fueron los pequeños rasgos de buen fútbol que se pudo ver.

En cuanto a los peores rendimientos en el Millo, sin dudas ingresan al podio Bruno Zuculini, que aún sigue deambulando por el campo de juego y Enzo Pérez, ese jugador de Selección Argentina que aún no arrancó el 2018.

Para ser justos y hablar con argumentos que reflejen realidad, se debe mencionar que un empate era demasiado premio para el elenco Riverplatense, que además consiguió los tres puntos.

Todo el esfuerzo de Franco Armani, le permitió a River seguir con vida durante los 90 minutos y así aprovechar esa jugada engorrosa en área chica de Patronato que finalizó con el gol en contra de Adrián Balboa.

Ahora el equipo con Marcelo Gallardo a la cabeza, deberá enfocarse en lo que será el partido más importante del semestre, contra ellos, contra los que siempre queremos ver perder. River debe ganar ese encuentro y así despejar cualquier duda para continuar con su camino de éxitos de la mano de Napoleón.

Escrito por: Juan Ignacio Lagos