Cumplir y pensar a futuro

El Millonario jugó un partido complicado en todo sentido y logró sacarlo adelante con una guapeada de una jugada parada y el primer gol de Javier Pinola con la camiseta Riverplatense.

River jugó su primer partido oficial luego de un mes de inactividad, enfocado principalmente en la pretemporada, ante Guaraní por los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

El encuentro ante el equipo paraguayo no tuvo grandes rendimientos, pero si dos debuts con el Manto Sagrado. Germán Lux y Enzo Pérez tuvieron sus primeros minutos bajo la conducción de Marcelo Gallardo y pese a que no lucieron ni se destacaron, estuvieron al nivel en conjunto que mostró River en la noche del día de ayer.

Desde el minuto cero La Banda trató de imponerse con su juego y con un esquema totalmente nuevo con una sola punta, Lucas Alario. Múltiples mediocampistas, y una zona congestionada por tantos jugadores, opacó el rendimiento positivo que generalmente muestran Ariel Rojas y Nacho Fernández.

Al final del primer tiempo el gol de Guaraní tocó la puerta del Millo y encendió las alarmas del pueblo Riverplatense, principalmente por la falta de buen fútbol que se vio en los primeros 45 minutos.

Ya en la etapa complementaria el equipo de Napoleón copó la parada y salió con todo para empatar rápidamente el partido y así fue. Luego de varios rebotes en el área rival, Javier Pinola empujó la pelota a la red, se vio en la televisión luego de que Lucas Alario festejara el gol como propio.

El empate trajo calma, permitió a los jugadores relajarse en cuanto a lo mental y soltarse en el campo de juego. En ese momento tanto Nacho Fernández, como Enzo Pérez y Gonzalo Martínez encontraron los espacios para liberar los momentos de ahogo que propuso constantemente el equipo paraguayo.

La clasificación a cuartos de final representa que se cumplió con el deber de superar los octavos. Se tiene que mejorar mucho en lo futbolístico y en el andamiaje ofensivo que tanto sentirá la ausencia de Sebastián Driussi.

River ahora tendrá que jugar vs Atlas por Copa Argentina y luego arrancar su participación en el torneo local ante Temperley. El camino se comenzó a rodar de la mejor manera.

Por: Juan Lagos