Otra vez en casa

Al fin llegaste martes querido, aplausos por el reencuentro con el Monumental y nuestro River amado. Al fin se terminó la espera y hoy a la noche vamos a estar todos nuevamente con la llama de la pasión súper encendida con la esperanza de repetir lo del 2015.

Se termina de a poco algo de lo que me gusta y a la vez odio, que es el mercado de pases: donde las ilusiones de que vengan grandes jugadores (como corresponde) a calzarse la banda roja, se florean, y por otra parte yace la incertidumbre de si viene un europeo con toda la tarasca para sacarnos alguna figura nuestra. Por suerte no pasó lo último mencionado y los refuerzos son bastante interesantes.

Vamos a volver con el ritual gallardista de responder dentro del campo de juego, no le pongo duda, qué tipo tan sensato, mamita querida. Mientras otros se llenan la boca de palabras, nosotros vamos y hablamos en la cancha, como me gusta a mí, a vos y a todos los del Millo.

Denle con todo, muchachos: por nosotros, por el Chino, Camilo y Rodrigo que no pueden jugar pero van a apoyar desde el lugar que les toque como lo han hecho desde que les han tocado las malas.

Ya percibo el retumbe de voces en el Liberti, de tan solo pensarlo ya se me pone la piel de gallina y hace que me den ganas de irme antes del laburo. Pero es imposible no ponerse ansioso antes de un partido de Copa.

Preparen todo, que el sueño copero nuevamente se ha reanudado…

Escrito por: Axel Bellingeri / Tw: @Axelbellingeri

Deja tu comentario