Derrota del Senior

El equipo Senior de River, disputó el día de ayer ante Vélez Sarsfield un amistoso previo al comienzo de temporada. El Fortín se impuso por 3-1.

En las canchas auxiliares del Estadio Monumental, el equipo de ex jugadores del Millonario disputó un amistoso previo al comienzo de la temporada, en el cual se enfrentó a viejas glorias de Vélez Sarsfield. El conjunto en el que suele destacarse el Burrito Ariel Ortega, cayó por 3-1.

Cabe destacar que el único gol millonario lo gritó el ex delantero de Atlas, Wilson Severino, quien volviera del retiro para enfrentar a River por la Copa Argentina.  El atacante cumplió su deseo como hincha al vestir el Manto Sagrado, convirtiendo de cabeza para reducir la ventaja en el tanteador.

El encuentro se dio en el marco de la primera fecha, en la cual River quedó libre disputando su primer partido la semana próxima cuando enfrente a Comunicaciones.

Por: Juan Ferraro

Versión gasolera

River comenzó su participación en la Superliga y pese a no tener un buen rendimiento en niveles generales, necesitó de una chance para abrir el marcador y luego mantener la ventaja.

Primera fecha de la Superliga Argentina. El Millonario debía visitar a Temperley en el sur, cancha que siempre representa complejidad para cualquier equipo que deba visitarla.

La inclusión de Carlos Auzqui en el 11 inicial sorprendió a propios y extraños, ya que las informaciones previas hacían pensar que Ariel Rojas le había ganado la pulseada al ex Estudiantes de La Plata.

A la hora de hablar del juego, River no brilló. Los primeros minutos tuvo un equipo Riverplatense que no tuvo grandes momentos de fútbol pero pequeñas conexiones hicieron que el nivel sea parejo para con el de su par, Temperley.

Algunas llegadas del conjunto local hicieron pensar que la noche de Buenos Aires pintaba mal para La Banda, pero apareció el revulsivo de River para cambiar la ecuación.

Luego de un pase fallido de Leonardo Ponzio, el Pity Martínez tomó el balón en mitad de cancha y se sacó dos jugadores de encima rápidamente para luego descargar para Nacho Scocco que enganchó para su pierna hábil y lanzó un remate rasante y potente al primer palo del arquero que nada pudo hacer.

La ventaja en el marcador representó cierto alivio para el Millo que tuvo varias distracciones en el fondo, una de ellas, una fallida salida de Javier Pinola que salvó Germán Lux con un manotazo salvador que aplaudió todo hincha de La Banda.

El complemento le vino justo a River. El descanso en el entretiempo hizo un recambio de energías en el Millo que necesitaba y además el Muñe metió mano en el equipo.

Los ingresos de Ariel Rojas y Enzo Pérez por Nacho Fernández y Carlos Auzqui, le trajo otra dinámica al equipo que tuvo múltiples posibilidades para anotar el segundo gol en los primeros minutos del segundo tiempo.

Un par de Lucas Alario, otra del Pity Martínez, y un remate lejano de Enzo Pérez, fueron las grandes chances que no supo capitalizar el Millo en el momento clave del encuentro.

La diferencia de tan solo un gol representó para el Gasolero tener siempre el pálpito y la energía para buscar el empate. Por éste motivo, y el flojo rendimiento de River, Temperley tuvo sus oportunidades pero siempre apareció Germán Lux y también buenos cierres de Jonatan Maidana, que es el equilibrio en la defensa endeble del Millo.

La victoria le da 3 puntos a River y ahora se tendrá que renovar la expectativa en los entrenamientos pensando en el duelo amistoso ante Boca del día domingo. El Millo sigue en versión gasolero y es hora de ir empezando a usar la nafta.

Por: Juan Lagos

Me van a enfermar

Abro las páginas de los diarios, navego en internet, escucho los programas deportivos radiales partidarios y no partidarias, y ahí está siempre la misma noticia, que no la quiero ver: el pipa se puede ir al futbol alemán.

Cada mercado de pases es siempre lo mismo. Se sabe que los grandes europeos vendrán a la carga por Alario, pero uno quisiera que se congelara el tiempo y eso nunca suceda.  Cuando ayer en conferencia de prensa esperaba que apagues nuevamente el incendio, como ocurrió en su momento con el futbol chino, fue todo lo contrario esta vez. Te interesó la oferta, la vas a escuchar, analizar si a las dos partes les conviene, y de nuevo la incertidumbre de no saber que va a pasar con vos tan próximo a arrancar un nuevo camino en el futbol local.

El futbol alemán es mucho más competitivo que el de China, sin ningún lugar a dudas. Y los euros tientan mucha más esta vez, eso lo sabemos. Anoche pareció haber un alivio al saber que River no lo negociara, y al Bayer Leverkusen solo le queda ejecutar la clausula de recisión del delantero (18 millones de dólares netos), pero las declaraciones a la prensa no ayudaron. Escuchar a cada periodista hablar del tema, era como una puñalada al corazón, a la ilusión, al pensarte en el césped de Núñez en cada encuentro, en cada noche de copa. Es imposible no relacionarte con los partidos más memorables e importantes de estos últimos años.

Como no recordar aquella noche de Copa Libertadores 2015 en Asunción, partido chivo, peleado, trabado y encima perdiendo 1-0 con Guaraní y al borde de poder ir a penales y que el mayor sueño riverplatense se esfumara una vez más. Pero no, ahí estabas vos Lucas para definir muy bien tras el pase de Viudez, poner el empate, sellar la clasificación a la final y hacer delirar a todo el mundo millonario, tanto los que estaban en Paraguay, como los que alentaban desde cada una de sus casas. Desde ahí surgió un enamoramiento de las dos partes, ese que jamás se rompe pase lo que pase.

Es una oportunidad muy tentadora, pero la angustia de cada corazón millonario desde el martes por la noche que se supo esta información es mucho más grande. Todos queremos que triunfes, pero hoy te necesitamos acá con nosotros, para el torneo, para la Copa, para todo lo que juguemos, ya que sos el jugador de los goles importantes, y en cada partido lo demostras. Si Alario se va, ¿Que hacemos? Esa respuesta nos la dará el Muñeco en breve cuando se defina el futuro del jugador. El club está por encima de cualquier nombre, pero hoy en día el delantero es muy importante tanto dentro como fuera del grupo.

Y ahora te hablo a vos Pipa querido, sos una de las banderas de este River, no te vayas, quedate por favor, gritar los goles en el Monumental es algo único y tenes a todos a tu favor, nadie puede discutirte, silbarte o decirte algo feo. Es imposible que te quedes de por vida, sería muy ingenuo si así lo creyera, pero hacenos delirar con tus goles con el manto sagrado un tiempo más, la posibilidad europea la vas a seguir teniendo. Mientras tanto cada riverplatense espera con ansias enterarse de que te quedas, que volves a resignar los euros de Europa, para triunfar en el más grande e ir por el logro mayor: levantar la Copa Libertadores de América.

Escrito por:  Nicolas Ezequiel Pozzi  |

Cuarteto y carnaval

El Millonario se hizo fuerte en Mar del Plata ante Instituto en un partido que tuvo grandes actuaciones de Lucas Alario, que volvió al gol y también de Jonatan Maidana, implacable en las dos áreas.

Partido correspondiente a los 16avos de la Copa Argentina. La feliz fue la ciudad que eligió la organización para disputar el partido que tuvo un marco impresionante de público Riverplatense que aprovechó el fin de semana largo para meter caravana.

Luego de la polémica y los dichos por parte de la dirigencia del conjunto cordobés, el partido estaba picante desde el minuto uno. Por errores de la AFA y su organización, se culpó a River de aprovechar la situación, sabiendo que el Millo es uno de los pocos que tiene triple competencia hasta fin de año, no como otros.

A la hora de hablar del partido, Gallardo sorprendió con los ingresos de Carlos Auzqui y Nacho Scocco por Ariel Rojas y Enzo Pérez, respectivamente.

En el verde césped el Millo fue superior prácticamente durante todo el encuentro. Buenas triangulaciones entre Scocco, Nacho y por momentos el Pity, hicieron que la primera etapa tuviera movilidad y aspectos a rescatar en el 11 de Napoleón.

Todo se complicó cuando al Pity Martínez se le cruzaron los cables y se hizo expulsar de manera ingenua, ayudado obviamente por la falta de criterio de Baliño, que dejó pegar en exceso.

Ya con 10 jugadores en el campo, River se replegó por momentos pero sobre el final de la primera etapa, con una gran corrida de Nacho Fernández, y un pase sin tocar el balón de Scocco, Alario se sacó la mufa con un potente remate que tocó red y marcó el 1 a 0 para La Banda. Que importante es volver a ver a Lucas gritando sus goles, sus grandes goles.

En la etapa complementaria Instituto siguió con su juego brusco y tuvo que pagar cuando un golpe mal intencionado sobre Jorge Moreira vió la cartulina roja de Baliño. Ya en el 10 contra 10, River continuó siendo más y llegaron los goles para La Banda.

Enzo Pérez, que había ingresado en el segundo tiempo, convirtió un golazo al ángulo tras una gran jugada de Jorge Moreria, y de ésta manera convirtió el primer gol con la camiseta que ama.

El descuento de Instituto, por un nuevo error de Javier Pinola, encendió las alarmas del Millo, pero gracias a un cabezazo pulcro de Jonatan Maidana y una corrida monumental de Santos Borré, River liquidaba el partido y ponía el 4 a 1 final para acceder a los octavos de la Copa Argentina.

River mostró una leve mejoría en cuanto al funcionamiento de equipo que tanto se venía pidiendo y nuevamente mostró el carácter necesario ante la adversidad.

Por: Juan Lagos

Wilson Severino al Senior

Wilson Severino, ex delantero de Atlas que emocionó a todos en el encuentro frente a River, expresó que lo llamaron para jugar en el fútbol Senior del millonario y cumplirá un sueño más de su vida al jugar con sus ídolos.

Después de su retiro, Wilson podría tener un futuro vinculado con el Más Grande y se ilusiona: «Voy a terminar el curso de técnico, voy a seguir estando en el ferrocarril, voy a buscar mi lugar en el mundo. Me invitaron a jugar con el Senior de River, que es algo que me tiene re emotivo. Me mandaron un mensaje hace un ratito nomás. No sé dónde puede terminar mi vida, lo que sí sé es que la voy a seguir peleando por mi hijo, por mi familia y por toda la gente que la pelea como yo», expresó.

Severino había vuelto del retiro de hace un año solamente para jugar el partido frente a La Banda, el club de sus amores y en tan solo 5 minutos se llevó todas las miradas y aplausos de la gente: “Fue mucha emoción junta, yo no estaba preparado para eso. Yo pensé que lo mío se terminaba anoche, jugaba 5 minutos, levantaba las manos y me saludaban los 30 locos de Atlas y ahí quedaba. No podía pensar en nada, era todo sentimiento. El corazón se me salía por la boca, lloraba. En un momento digo ‘grandote boludo deja de llorar’ y no podía, me caían las lágrimas solas. Me ganó la emoción, no lo pude manejar», agregó.

En la nota por Radio Monk, le preguntaron ¿Qué hubiera pasado si Atlas iba ganando por 1 a 0 cuando ingresaste? Y entre risas contestó: “Si me tocaba entrar, voy, clavo un gol en contra, 1 a 1 y pasa River por penales, ¡si soy hincha de River!», reveló.

Finalizando la nota, Wilson se refirió al libro que está por sacar: “Viene hace 3 o 4 años escribiéndose y le faltaba la frutilla del postre, que fue el martes. Ahora le vamos a poner el punto final y lo vamos a sacar», cerró.

Por: Gonzalo di Nesta | En Twitter: @Gonzadines

No perder el eje

El arquero mantuvo con vida al Millonario en Paraná y como premio, River cosechó los tres puntos más que necesarios por la Superliga Argentina.

Franco Armani es el mejor refuerzo del corriente mercado de pases hasta el momento. Grandes atajadas, voz de mando, presencia en cada tiro libre rival y claridad a la hora de tomar decisiones.

En la noche húmeda de Paraná, River cortó una racha de seis derrotas consecutivas de visitante y así sumar confianza para el partido del miércoles, la gran final.

El nivel futbolístico otra vez careció de talento y lucidez. Pequeños destellos de Juan Fernando Quintero, el esfuerzo de Rodrigo Mora y la gambeta del Pity Martínez, fueron los pequeños rasgos de buen fútbol que se pudo ver.

En cuanto a los peores rendimientos en el Millo, sin dudas ingresan al podio Bruno Zuculini, que aún sigue deambulando por el campo de juego y Enzo Pérez, ese jugador de Selección Argentina que aún no arrancó el 2018.

Para ser justos y hablar con argumentos que reflejen realidad, se debe mencionar que un empate era demasiado premio para el elenco Riverplatense, que además consiguió los tres puntos.

Todo el esfuerzo de Franco Armani, le permitió a River seguir con vida durante los 90 minutos y así aprovechar esa jugada engorrosa en área chica de Patronato que finalizó con el gol en contra de Adrián Balboa.

Ahora el equipo con Marcelo Gallardo a la cabeza, deberá enfocarse en lo que será el partido más importante del semestre, contra ellos, contra los que siempre queremos ver perder. River debe ganar ese encuentro y así despejar cualquier duda para continuar con su camino de éxitos de la mano de Napoleón.

Escrito por: Juan Ignacio Lagos

Una vez más junto al Millo

El Nuevo Espacio Riverplatense Jujuy, de dicha provincia, dijo presente en Salta en el debut del Millonario, por Copa Argentina.

El Nuevo Espacio Riverplatense Jujuy se fundó el 28 de noviembre del 2012 por Víctor Juárez (Comanch) y Juan Manuel Maza (Juanma). Este espacio se creó con la finalidad, de tener un lugar donde los hinchas del Millonario puedan alentar al Más Grande cada vez que juegue.

Así también no solo se juntan a alentar a River desde la distancia, si no que dentro de las actividades que se realizan son: Viajes al Monumental (El último viaje fue el 25 de mayo por Copa Libertadores) y otras provincias para alentar al Millonario, donaciones a diversas instituciones de la provincia (14 en la actualidad), y eventos solidarios Riverplatenses como la presencia de la Copa Libertadores, Recopa Sudamericana, y la pelota naranja.

Y esta vez dijeron presente para acompañar a la banda un grupo de al menos 150 hinchas que salieron de la Tacita de Plata.

Escrito por: Facundo Emanuel Aguilar / Tw: @FacuAguilar95

Pablo Comelles

Pablo Agustín Comelles fue el lateral derecho en un River multicampeón del 75’ en adelante. Llegó para romper la mala racha de 18 años sin títulos y, a falta de uno, se empachó de 6 campeonatos con La Banda.

Nació en Córdoba, el 4 de julio de 1951. Sus primeros pasos futbolísticos los dio en Talleres. En el Nacional 74’ la rompió jugando con la T. Era una maquinita que iba para adelante con potencia y velocidad. River se lo llevó en el 75, junto a Héctor Ártico, por expreso pedido de Angelito Labruna.

Comelles fue titular y pieza clave en el equipo que refundó la mística ganadora del club de Núñez. Integró ese grupo iluminado que cambió enojos por sonrisas. A River no se le venían dando los títulos. Errores arbitrales y propias deficiencias en las últimas instancias derivaban en subcampeonatos que dejaban a todos los riverplatenses con un sabor amargo. Fueron 18 largos años donde no se pudieron dar vueltas. Y eso que el Millonario estaba acostumbrado a gritar campeón con una frecuencia llamativa.

Fue Labruna, quien más, el que se hizo cargo de este  grupo de talentosos jugadores que darían vuelta una página nefasta en la historia del club para escribir otra, mucho más prestigiosa.

Era el primer paso de Comelles fuera de su Córdoba natal, en el club más grande de Argentina y con la pesada presión de salir campeón si o si, sin margen de error. Se hizo cargo del lateral derecho con mucha personalidad y demostrando un estilo ofensivo muy en sintonía con el ADN riverplatense. Mucha velocidad y ataque por la banda, sin descuidar la espalda.  Además de llevar el equipo para adelante, Comelles defendía su sector con ímpetu y pierna fuerte. Tenía buen quite y toque rápido. Fue muy importante en lo grupal, siempre apoyando y estimulando a sus compañeros a ir por la victoria. Junto a Morete, fue quien más juegos disputó en ese torneo del 75’, 37 partidos en total.

Ese campeonato River lo ganó cómodo, manteniéndose puntero varias fechas consecutivas. El equipo tuvo la defensa menos goleada de todo el torneo, con tan solo 38 goles en contra. Fue un punto de quiebre para toda la institución millonaria. A partir de ahí, el equipo seguiría conquistando títulos y agigantando su historia.

Comelles salió campeón en River de 6 títulos en 6 años: Nacional 1975, Metropolitano 1977, Metropolitano 1979, Nacional 1979, Metropolitano 1980, Nacional 1981.

En el 82’ pasó a San Lorenzo. El cuervo militaba en la Segunda División, pero con el espíritu ganador que Comelles se había llevado de Núñez, consiguieron el ascenso a Primera.

Luego tuvo un pobrísimo paso por Boca, mostrando un nivel de juego mucho más flojo –en sintonía con el resto del equipo xeneizes-  que en el resto de los planteles que integró. Jugó también en Belgrano, Atlanta y Cipolletti de Río Negro.

Tras su retiro del fútbol profesional, Comelles se dedicó a la dirección técnica. Dirigió muchos clubes del interior y en la mayoría consiguió ascensos a categorías superiores.

En 2012 fue noticia por una supuesta desaparición. Había llegado de España y luego de salir de la oficina de Migraciones del aeropuerto de Ezeiza, nadie más lo vio. Fue buscado intensamente por 12 días y cuando apareció explicó que se había ido a Córdoba a visitar a su padre.

Comelles fue un lateral derecho con mucho oficio y un referente importante en cada grupo que integró. Desde River Desde La Tribuna, lo recordamos con cariño por su compromiso de llegar al club en un momento complicado y devolverle la estirpe ganadora que tan presente estuvo en su historia.

Escrito por: Diego Adur

Cumplir y pensar a futuro

El Millonario jugó un partido complicado en todo sentido y logró sacarlo adelante con una guapeada de una jugada parada y el primer gol de Javier Pinola con la camiseta Riverplatense.

River jugó su primer partido oficial luego de un mes de inactividad, enfocado principalmente en la pretemporada, ante Guaraní por los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

El encuentro ante el equipo paraguayo no tuvo grandes rendimientos, pero si dos debuts con el Manto Sagrado. Germán Lux y Enzo Pérez tuvieron sus primeros minutos bajo la conducción de Marcelo Gallardo y pese a que no lucieron ni se destacaron, estuvieron al nivel en conjunto que mostró River en la noche del día de ayer.

Desde el minuto cero La Banda trató de imponerse con su juego y con un esquema totalmente nuevo con una sola punta, Lucas Alario. Múltiples mediocampistas, y una zona congestionada por tantos jugadores, opacó el rendimiento positivo que generalmente muestran Ariel Rojas y Nacho Fernández.

Al final del primer tiempo el gol de Guaraní tocó la puerta del Millo y encendió las alarmas del pueblo Riverplatense, principalmente por la falta de buen fútbol que se vio en los primeros 45 minutos.

Ya en la etapa complementaria el equipo de Napoleón copó la parada y salió con todo para empatar rápidamente el partido y así fue. Luego de varios rebotes en el área rival, Javier Pinola empujó la pelota a la red, se vio en la televisión luego de que Lucas Alario festejara el gol como propio.

El empate trajo calma, permitió a los jugadores relajarse en cuanto a lo mental y soltarse en el campo de juego. En ese momento tanto Nacho Fernández, como Enzo Pérez y Gonzalo Martínez encontraron los espacios para liberar los momentos de ahogo que propuso constantemente el equipo paraguayo.

La clasificación a cuartos de final representa que se cumplió con el deber de superar los octavos. Se tiene que mejorar mucho en lo futbolístico y en el andamiaje ofensivo que tanto sentirá la ausencia de Sebastián Driussi.

River ahora tendrá que jugar vs Atlas por Copa Argentina y luego arrancar su participación en el torneo local ante Temperley. El camino se comenzó a rodar de la mejor manera.

Por: Juan Lagos

Otra vez en casa

Al fin llegaste martes querido, aplausos por el reencuentro con el Monumental y nuestro River amado. Al fin se terminó la espera y hoy a la noche vamos a estar todos nuevamente con la llama de la pasión súper encendida con la esperanza de repetir lo del 2015.

Se termina de a poco algo de lo que me gusta y a la vez odio, que es el mercado de pases: donde las ilusiones de que vengan grandes jugadores (como corresponde) a calzarse la banda roja, se florean, y por otra parte yace la incertidumbre de si viene un europeo con toda la tarasca para sacarnos alguna figura nuestra. Por suerte no pasó lo último mencionado y los refuerzos son bastante interesantes.

Vamos a volver con el ritual gallardista de responder dentro del campo de juego, no le pongo duda, qué tipo tan sensato, mamita querida. Mientras otros se llenan la boca de palabras, nosotros vamos y hablamos en la cancha, como me gusta a mí, a vos y a todos los del Millo.

Denle con todo, muchachos: por nosotros, por el Chino, Camilo y Rodrigo que no pueden jugar pero van a apoyar desde el lugar que les toque como lo han hecho desde que les han tocado las malas.

Ya percibo el retumbe de voces en el Liberti, de tan solo pensarlo ya se me pone la piel de gallina y hace que me den ganas de irme antes del laburo. Pero es imposible no ponerse ansioso antes de un partido de Copa.

Preparen todo, que el sueño copero nuevamente se ha reanudado…

Escrito por: Axel Bellingeri / Tw: @Axelbellingeri