Relajado

El Millonario desaprovechó una chance de oro en el día de su cumpleaños 116 al caer derrotado ante el DIM por 2 a 1. Los suplentes tuvieron otra oportunidad y más de uno la desaprovechó en otra noche de Copa Libertadores.

Sexta fecha del grupo tres de la Copa Libertadores de América. River debía enfrentar en su casa a Deportivo Independiente Medellín y así cerrar la fase de grupos que ya lo tenía clasificado a los octavos de final.

El estar ya clasificado y en un día festivo para el club de nuestros amores, como explicó el Muñeco en la posterior conferencia de prensa, influyó en el pensamiento de los once que salieron al campo de juego ya que se denotó un equipo sin esas ambiciones que demostró desde que arrancó la temporada.

Los 116 años del elenco Riverplatense fue una fiesta desde el comienzo del partido, e incluso antes con los actos organizados por la dirigencia del Millo. Felicitaciones a todos los que participaron e incluso a todos los hinchas de esta hermosa pasión.

A la hora de hablar del partido en sí, un River suplente jugó pésimo y no encontró en ningún momento el funcionamiento que había mostrado en encuentros anteriores.

La falta de jugadores del habitual titular, exceptuando a Mayada, Nacho y Alario, el resto de los futbolistas eran los que generalmente integran el banco de suplentes. Además debutaron Maximiliano Velázco y Zacarías Morán Correa, los destacados en el opaco River ante el DIM.

La oportunidad desaprovechada por La Banda no le gusta al hincha. Vale la pena recordar que con tan solo un empate, el Millo se aseguraba definir todas las instancias de local, un importante beneficio por salir como el mejor en la zona de grupos en general de la Copa Libertadores.

La noche en el Monumental no tuvo grandes momentos futbolísticos. Alario falló un penal y luego le cobraron una mano inexistente, luego el árbitro decidió obviar otro penal para el Millo por mano del defensor del DIM y no mucho más. El primer tiempo tuvo buenas intervenciones del Pipa Alario y además del debutante Morán Correa.

En la etapa complementaria el ingreso del Pity no ayudó en el funcionamiento ya que la salida de Nacho hizo que se quebrar el equipo. Luego ingresó Driussi por Alario y Rojas por Mayada. En ese momento, gracias al empuje de La Banda y el resultado que iba 2 a 0 a favor del visitante el poder ofensivo tocó la puerta del área rival y logró al menos un gol para el equipo de Napoleón.

Arturo Mina, que perdió todos los mano a mano en el sector defensivo, anotó el gol del descuento para el Millonario a cinco minutos del final. El árbitro adicionó apenas cuatro minutos pese al tiempo que hizo el rival de turno que quedó eliminado de la Copa igualmente.

River desaprovechó un pagaré a cobrar en las instancias finales para jugar de local los últimos 90 minutos de cada llave. Duele, pero ahora se deberá cambiar el chip y con el once ideal se saldrá a la caza del puntero del campeonato doméstico, que vé a el Millo cada vez más cerca.

Por: Juan Lagos