Se acerca el campeón

El Millonario volvió a dar una muestra de carácter y se acercó al líder que cada vez siente más y más la presión de tener al multicampeón en sus espaldas.

Campeonato de primera división del fútbol doméstico. La fecha 20 tenía grandes partidos a disputar y River debía viajar a Victoria para enfrentar a Tigre.

La Banda venía de realizar un gran desgaste el pasado jueves ante el Melgar por la Copa Libertadores de América en la victoria por 4 a 2 ante el conjunto peruano en el Monumental.

Piernas cansadas, jugadores agotados tanto física y mentalmente, provocaban las máximas dudas en la cabeza de Napoleón y además en la del hincha. Todo sumado al descanso para Leonardo Ponzio en esta fecha tras el trajín de tantos encuentros seguidos.

Todos los titulares excepto a Nicolás Domingo, que reemplazó al León del mediocampo, fueron los responsables de encarar 90 minutos más para seguir de racha. Ya en el encuentro ante el Matador de Victoria se vió un buen River pero que se denotaba el cansancio acumulado.

El primer tiempo finalizó 0 a 0 con buenas chances para el Millo pero no se lograba encontrar a los goleadores para abrir el marcador. En la etapa complementaria, tras un grosero error de Galmarini, Sebastián Driussi aprovechó la distracción y la mandó a guardar.

El goleador del campeonato con 12 goles sigue mojando pese a no contar con tantas chances de cara al arco rival. Luego, ya con la ventaja en el marcador, River se replegó bien y movió las piezas que suele reemplazar. Palacios, Mora y Rossi ingresaron por Domingo, Nacho Fernández y Sebastián Driussi.

El uruguayo, Rodrigo Mora, ingresó una vez más de la mejor manera y anotó el segundo gol, tras una buena jugada del pibe Palacios, en la cual, le quedó el balón al Charrúa que no dudó y la clavó en el ángulo.

El partido finalizó 2 a 0 con una buena actuación del Millo pero que se vio comprometida y opacada por el cansancio físico acumulado en el equipo titular que ahora tendrá un margen de recuperación mayor.

River se puso a apenas 6 unidades del líder del torneo y se asoma cada vez más y más. El caballo de Troya está dispuesto a invadir cualquier impedimento para lograr una vez más una hazaña, y por qué no, arruinar a los de la vereda de enfrente.

Por: Juan Lagos

Deja tu comentario