»Quiero ganarme la titularidad»

Luciano Lollo habló con RDLT luego de finalizar el partido contra Belgrano en la Reserva y se mostró optimista en encontrar el nivel que generó su traspaso a River. Además, explicó en donde notó su falta de fútbol: “en el anticipo, en tiempo de distancia con la pelota y el pase”.

 

Lo peor que le puede pasar a una persona que vive para y del fútbol (además de tener malos rendimientos) es el hecho de no jugar, es algo que lo entristece y si no se trabaja aparte de lo físico, lo mental, a veces se pierde y por goleada. Luciano arribó a las puertas del Monumental prácticamente con el visto bueno de todos los hinchas, pero ese fatídico metatarsiano le impidió hasta hace dos semanas, vestir la banda roja.

En un empate por un partido de la Tercera del Millonario -división conducida técnicamente por Facundo Villalba- el marcador central estuvo charlando con algunas personas de Belgrano. Se ve que ha generado fuertes lazos que aún lo vinculan con el Pirata, algo que no tiene para nada de malo y asimismo le da más fuerza a la ilusión de aquella persona que ve los partidos del conjunto de Gallardo en el Estadio Antonio Vespucio Liberti o quizás en un sillón acompañado de unos mates cebados por un termo rojo y blanco. Autógrafos, videos mandando saludos para algunos hinchas de La Banda fue lo que brindó Luciano antes de dar la entrevista, pero concluido ello, se acercó con su yerbera y el restante equipaje de algo que característica al argentino, dichos elementos parecían prepararse para cuando el jugador vuelva a su casa, a la tarde tenía que ir a ver a sus compañeros enfrentarse ante su pasado equipo. La imagen vendida fue la de un personaje de perfil bajo que quiere hacer historia callado, como sabe hacerlo Maidana.

Ya van dos encuentros al hilo por parte del zaguero en la Reserva (el anterior fue el martes en Lanús), el futbolista explicó la importancia de esto: “Me aportan mucho éstos partidos en Reserva, porque son partidos de ida y vuelta. Nos tocó un rival que nos jugó de contraataque y había que estar atento”.

Ha pasado mucho tiempo, desde que los inconvenientes físicos lo dejaron relegado de la cancha de once y no es fácil recuperar el famoso timing. El más que nadie lo sabe y por eso confesó en qué cosas se sintió débil: “Trato de buscar mi puesta a punto para superar esa falta de ritmo y trabajo para eso. Se me nota falta de ritmo en el anticipo, en tiempo de distancia con la pelota y el pase. Es cuestión de seguir practicando y así tratar de volver al nivel que uno supo tener”, explicó.

“Desde que llegué mis compañeros y la dirigencia me mostraron un apoyo incondicional, el cual yo les agradezco siempre, pero uno más allá de la palabra, quiere responder cuando esté a la par de ellos. Por eso trato en el día a día de jugar mejor y ayudar dentro de la cancha”, exponiendo gratitud con toda la entidad de River y además muchas ganas de aportar su experiencia que posee en el currículum futbolero.

Para cerrar, indicó cuál es su meta principal, bastante predecible pero que está bueno oírlo por los labios del mismo protagonista: “Quiero ganarme un lugar en el equipo titular y para eso hay que seguir trabajando así estoy al 100% porque la exigencia de éste club lo requiere así”, concluyó.

Deja tu comentario