Discrepo

River le ganó por penales a Independiente Rivadavia en Mendoza y llega afilado para el partido ante Unión por la reanudación del campeonato doméstico. ¿El Millo jugó mal? Considero que no.

Puntos de vista varios, opiniones diversas. El debate es lo más lindo que tiene el fútbol. Hinchas respetuosos, fanáticos irreverentes por la causa, de todo se puede encontrar. ¿Qué más pedir para el deporte más hermoso de la historia?

Ahora vengo a desarrollar la idea. El partido lo vimos todos, hacer un resumen ya es en vano a estas horas, por esto digo lo siguiente: Buen partido de River, teniendo en cuenta las condiciones del campo de juego y la lluvia torrencial, e interesantes apariciones de Nacho Fernández y el Pity Martínez.

Probablemente la catarata de insultos venga, la aguantaré. Gonzalo Martínez hace falta en el equipo. La chispa del gambeteador, ese que rompe los esquemas, ese que es tan insultado (me incluyo en más de un partido que colmó mi paciencia) es necesario para el planteo de Marcelo Gallardo.

El encuentro ante San Martín de San Juan marcó la cancha para más de un opinólogo. La falta de explosión en tres cuartos de la cancha preocupa a todos además del jugador cerebral que se fue y aún no supimos reemplazar. Por este motivo, y muchos más, no sería descabellado pensar que el Pity puede tener su gran año luego de tanto renegar. ¿Por qué no? ¿Hay un futbolista como él en el vestuario Millonario?

Ya en el día de ayer, ante Independiente Rivadavia de Mendoza, el partido tuvo varios condimentos a la hora de analizar el juego como por ejemplo el contexto. La hinchada Millonaria copó las tribunas que le correspondía, en una de las provincias más Riverplatense de todas, y luego vino el diluvio. Lluvia que parecía no cesar y que no dejaba ni siquiera ver a los jugadores con viento en contra y truenos que pasaban cerca del estadio. Todo sumado al pésimo estado del campo de juego del Malvinas Argentinas que empaño la labor de ambos equipos.

Como ocurrió en San Juan, el equipo arrancó perdiendo y luego, ayudado a una expulsión infantil del rival, pudo acorralar al local y así llegar al gol con un autor nuevo: Carlos Auzqui quién no había tocado el balón hasta el que empujó a la red.

A la hora de los penales una vez más Augusto Batalla fue responsable de la victoria del Más Grande. Esta vez tapó el primero nomás, tras un fuerte remate del Sapito Encina, y luego los cinco ejecutantes de La Banda convirtieron para sellar la victoria.

River jugará, por ahora, ante Unión el domingo a las 19 horas en el estadio Monumental. Nacho Fernández, Ariel Rojas y el Pity Martínez deberán ser las manijas del equipo para así lograr el funcionamiento que Marcelo Gallardo quiere.

Por: Juan Lagos

Deja tu comentario