Batalla hasta el final

El equipo de Marcelo Gallardo tuvo un amistoso ríspido por momentos ante San Martín de San Juan pero una vez más sacó a relucir la entrega y sacrificio para empatar el partido y luego ganar por penales.

Un amistoso más para el elenco Riverplatense. Esta vez, en San Juan ante San Martín ante un marco de público excepcional por parte del hincha Millonario en el estadio Bicentenario.

En la previa del partido se presentaron varios condimentos que se dieron con preocupación y alegría para La Banda. En la parte positiva se pudo ver a Ariel Rojas nuevamente con el Manto Sagrado y además se denotó a un Nacho Fernández participativo por el costado derecho del campo de juego y un Lucas Martínez Quarta cada vez más participativo y comandante de la primera línea.

El partido en sí ante San Martín fue flojo en todos los sentidos. En el marco se vio a un público local irrespetuoso con River ya que tiró petardos a Augusto Batalla antes que empezara el encuentro. Luego ya en lo futbolístico se puede decir poco y nada por la falta de juego que demostraron ambos equipos.

El primer tiempo pasó sin pena ni gloria, con pequeños estiletazos de buena conexión Nacho Fernández-Rojas. La única llegada del rival, tras otra grosera distracción/torpeza de Arturo Mina, terminó en gol tras una buena definición de Dening.

Ya en la etapa complementaria, River avanzó en el campo de juego y se vieron los mejores minutos de Ariel Rojas tras su retorno con buenas paredes y pases con Nacho Fernández y Leonardo Ponzio quien se comió la mitad de la cancha.

La expulsión del nueve rival, tras un codazo grotesco ante Arturo Mina, ayudó a la poca elaboración de juego que venía gestando el equipo de Napoleón. Dos cambios al instante por parte de La Banda con el ingreso de Larrondo y Palacios, que jugó muy bien los minutos que tuvo en el día de ayer, que le dieron más intensidad ofensiva pero poca eficacia en el arco rival.

Cuando todo parecía terminar a favor del Verdinegro, apareció Nacho Fernández con una pared con Palacios para luego tocar al medio y así Rodrigo Mora ponía el empate a pocos minutos de terminar el encuentro.

Ya en la tanda de penales, Augusto Batalla se lució atajando dos tiros mientras que los futbolistas de River convirtieron todos los que ejecutaron (Nacho Fernández, Ponzio, Larrondo y Mora).

El River de Gallardo debe mejorar desde su funcionamiento ya que cada vez se acerca más y más el comienzo de la ansiada Copa Libertadores de América. El hincha Millonario quiere conquistar el continente y viajar a Abu Dhabi, pero para lograrlo, se tendrán que afinar todos los engranajes de la máquina de Napoleón.

Por: Juan Lagos

Deja tu comentario