Mi genio amor

Mientras que por las redes sociales incontables parejas se manifiestan su afecto, yo haré lo mismo mediante ésta vía con el amor de mi vida: River.

Lo nuestro es para siempre. Hemos pasado malos momentos, pero te prometí que “en las malas mucho más” y no me perdonaría fallarte. No me arrepiento de todas las cosas que he hecho por vos, éste vínculo que se generó justifica cualquier tipo de locura. Padecí lluvias, granizos, altas temperaturas y hasta quizás algún que otro golpe, todo por nosotros. De todos modos, fue algo recíproco: no solamente di, porque yo también recibí cosas que me fueron enamorando cada día más y las tendré atesoradas en mi corazón.

Tenés la capacidad de convertirme un día gris en el mejor del mundo en apenas 90 minutos. Porque para mí no son sólo “11 tipos corriendo detrás de una pelota”, cómo le pifian aquellas personas cuando minimizan lo que provoca el deporte más hermoso del mundo. A veces me miran raro cuando beso al escudo más bello que vi en mi vida, no comprenden que ese “CARP” no se queda en ser un simple estampado en una camiseta de tela, yo lo tomo como una forma de vida que con mucho orgullo elegí (y voy a seguir haciéndolo).

Sería muy hipócrita de mi parte dedicarte palabras dulces solamente en San Valentín, sin embargo, quiero que tengas en cuenta que para mí todos los días son catorce de febrero si estamos juntos. Un amor como el nuestro es verdadero y sincero, no termina más, nunca es pasajero.

Por: Axel Bellingeri

Deja tu comentario