¡Fuerza pibe!

River jugó en el día de ayer el segundo partido correspondiente a la Florida Cup y pese a tener muchos suplentes en la mayor parte del tiempo del encuentro, empató 0 a 0 con un gran Bologna, acompañado por Denis Rodríguez que se lesionó y preocupa.

Suplentes que demostraron valía ante un rival temido en todo América. Así se vio a River que a pesar de jugar mal durante prácticamente todo el primer tiempo y gracias a las salvadas de Enrique Bologna, el Millonario supo establecer el cero en su arco.

Las dificultades a la hora de organizar una defensa inexperta y con poca coordinación en el transcurso del tiempo, obligó al arquero a ser figura y a Marcelo Gallardo cambiar el esquema en la segunda etapa.

El equipo brasilero comenzó muy bien con una oportunidad de oro ya que Medina derribó en el área a un jugador del San Pablo y el árbitro cobró penal. El guardametas de River le tapó el remate cruzado a la figura peruana Cuevas y mantuvo el cero apenas comenzado el partido.

El juego que mostró River preocupa al hincha pero a la vez se toma con pinzas. Un amistoso que se encuentra en el medio de la pretemporada, suplentes siendo a prueba y además un nuevo esquema que trata de agregar a la carpeta de cualidades por parte de Napoleón.

Los destellos más importantes por los cuales se vieron buenas jugadas por parte de La Banda fueron gracias a un incisivo Camilo Mayada por el costado derecho del campo de juego y Denis Rodríguez en el mediocampo siendo una opción constante en el ataque.

Un cero a cero que parecía no romperse durante los 90 minutos de juego ya daba una mala espina al hincha que vivió el partido como siempre, con la pasión característica del fanático Riverplatense.

Lamentablemente la mala espina por el resultado no iba a ser lo más importante ya que en los primeros minutos Iván Alonso se retiró del campo de juego por una fuerte molestia y luego, ya en la etapa complementaria, Denis Rodríguez salió llorando de la cancha y la noticia sería la peor: De seis a ocho meses de recuperación para el volante ofensivo de La Banda.

Al terminar el partido a cero, los penales tocaron la puerta y Beto perdió la magia ya que no adivinó ningún remate de los jugadores del San Pablo y lamentablemente para Moya en el octavo penal para el Millo sentenció el partido a favor de los brasileros ya que remató muy mal y el arquero pudo retener el balón.

El próximo partido será el domingo a las 17:15 horas ante el Vasco Da Gama pero la mirada del hincha no estará depositada precisamente ahí, sino en los estudios que confirmen la lesión de Rodríguez y además el movimiento del mercado de pases ya que Gallardo avisó que se tendrá que buscar un reemplazante por Denis. ¡Fuerza pibe!

Por: Juan Lagos

Deja tu comentario